Sigue la polémica por el edificio que construyen frente al mar en Las Grutas

Se trata de un complejo de 24 departamentos, del que se apunta que puede generar riesgos al sostenerse sobre un acantilado.



#

Preocupan los perjuicios que podría acarrear la edificación para la zona.(Foto: Martín Brunella )

Para despejar las dudas sobre los perjuicios que podría acarrear la construcción que se levanta frente al mar, cerca de la bajada de Pehueans, un grupo de vecinos de Las Grutas buscará reactivar el recurso de amparo que en 2016 presentaron ante la Justicia y acudirá a la Defensoría del Pueblo municipal.

Ahora, ante la inquietud planteada por el geólogo Renzo Bonucelli y Patricia Llonch (ambos ambientalistas de la Fundación Inalafquen) volverían a reclamar precisiones.

La obra cuestionada es un complejo que constará de 24 departamentos, cocheras subterráneas, piscina en el tercer piso y salón de convenciones que se está construyendo en la manzana donde tiempo atrás funcionó la ex delegación, que fue demolida. La propietaria es la Mutual del Personal Jerárquico y de Profesionales del Petróleo y el Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

Bonucelli y Llonch analizaron el estudio de estabilidad del acantilado, trabajo de la Universidad de Río Negro, a instancias de los vecinos y de la ONG Inalafquen. Los expertos locales aseguraron que el mismo es insuficiente para “inferir que (el macizo) soportará esta construcción” porque “no analizó la presión del agua ni la erosión que generan los líquidos sub superficiales y subterráneos”.

Debido a esta opinión adversa, los vecinos volverán a accionar. “Lo bueno es que actualmente contamos con la figura de la Defensora del Pueblo municipal, que antes no teníamos. Pediremos su intervención inmediata. Porque esos profesionales dicen que el estudio es insuficiente para despejar riesgos y nosotros queremos que nos aseguren que la obra no los generará” aseguró Marilina Cardelli, una de las amparistas.

Te puede interesar: Las Grutas: expectativa y dudas por una obra

A través de Raúl Amigo, el contratista que lleva adelante el proyecto, “Río Negro” buscó establecer un contacto con los responsables de la mutual propietaria de la obra, Manuel y Jorge Arévalo; pero los intentos resultaron infructuosos.

“La edificación avanza bien” expresó Amigo. “Estamos trabajando en todo el tema de hormigón, en las instalaciones eléctricas y en las sanitarias del subsuelo. Superamos en uno o dos puntos el 20% de avance de obra. Tenemos 42 personas contratadas de manera directa y 45 de modo indirecto. Vamos a contratar a unas 12 más cuando avance todo lo que tiene que ver con albañilería. Eso será en la tercera semana de noviembre o los primeros días de diciembre” aseguró el contratista.

La conclusión de la construcción estaría prevista para octubre del año próximo. “Veremos cómo avanza. La crisis cambiaria produjo que se retrasara la entrega de algunos materiales” explicó el hombre.


Comentarios


Sigue la polémica por el edificio que construyen frente al mar en Las Grutas