Silvio Romero, capitán de Independiente, relató la odisea que viven en Brasil

Las autoridades brasileñas no les permitieron ingresar a quienes tienen carga viral de coronavirus, pese a que Conmebol los autoriza a jugar.

Así durmieron los jugadores de Independiente demorados en el aeropuerto de Salvador.

Así durmieron los jugadores de Independiente demorados en el aeropuerto de Salvador.

Es escandaloso lo que vive Independiente en Brasil. Las autoridades locales no aceptaron los permisos que Conmebol les había otorgado y hoy, contra Bahía por Copa Sudamericana, deberá presentarse con ocho jugadores menos, después de una noche con idas y vueltas.

Ayer por la tarde, el plantel fue demorado porque diez integrantes de la delegación tienen rastros de haber tenido coronavirus y los test antes de salir de Argentina. Conmebol autoriza a jugar en esas condiciones, dado que se considera superada la enfermedad. Así le ocurrió a Boca en la edición pasada de la Libertadores, cuando visitó a Libertad de Paraguay.

En el caso del Rojo, la policía brasileña aplicó las restricciones locales y no permitió que los integrantes siguieran su viaje al hotel de Salvador.

Silvio Romero, capitán de Independiente, se expresó en medios argentinos sobre el momento que vivieron. El delantero se encuentra concentrado con los futbolistas que fueron autorizados a quedarse. ''Estamos pasando un momento delicado, es una odisea. Pudimos venir a dormir a las 4 de la mañana y algunos compañeros se quedaron durmiendo en el aeropuerto como si hubiese cometido un delito'', comentó.

Romero aclaró que se cumplieron todas las solicitudes que requiere la competencia internacional: ''Uno lee y escucha que se dicen muchas cosas y la realidad es que hicimos todo lo que Conmebol nos había pedido. Hicimos los estudios en tiempo y forma para estar autorizados para viajar y jugar''.

Sobre la situación de tensión que vivieron Juan Insaurralde y Adrián Arregui, dos de los que pasaron la noche en el aeropuerto y volverán al país, quienes discutieron en malos términos con la policía. ''Ellos estaban demorados. Hay nerviosismo y cansancio. La policía nos trató muy mal y los chicos entraron en discusión con ellos'', explicó Silvio.

El referente del equipo argentino expresó que ''en todo momento recibimos ese destrato. Nos hicieron llenar formularios, nos ignoraban y estábamos a la deriva sin saber lo que estaba pasando. Por eso el nerviosismo y la incertidumbre. De última, en el peor de los casos, el resto de la delegación podría haber continuado''.

En cuanto a la posibilidad de no presentarse, Romero dejó en claro las intenciones de jugar y aclaró que eso fue consensuado con el cuerpo técnico y los dirigentes. ''No están dadas las condiciones para jugar hoy ni mañana. Somos personas y tenemos sentimientos. Nuestros compañeros fueron maltratados. Por otro lado queremos que esto pase y tenemos fuerza para jugarlo. Lo vamos a afrontar, más allá de que lo ideal hubiese sido pasarlo'', cerró.

Los jugadores e integrantes del cuerpo técnico, entre los que está Pedro Monzón, que no fueron autorizados a quedarse en Brasil, viajaba en los próximos minutos de regreso a Argentina. El equipo será dirigido hoy por el entrenador de arqueros César Velázquez. Cabe recordar que el entrenador Julio Falcioni no había viajado con el equipo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Silvio Romero, capitán de Independiente, relató la odisea que viven en Brasil