Sin pistas de los boqueteros



ROCA (AR).- Los boqueteros que durante el fin de semana ingresaron a las oficinas de la empresa Carlos Isla y se alzaron con más de 65.000 pesos dejaron muy pocas pistas. Es por eso que prácticamente la policía no cuenta con elementos como para abrir diversas líneas de investigación. Se sospecha que los integrantes de la banda podrían ser de Roca, ya que habrían logrado una conexión directa con alguna persona de la propia empresa, la que habría suministrado los datos para que pudieran concretar el robo en las primeras horas del domingo. Esa noche al menos dos delincuentes con sus rostros cubiertos con pasamontañas ingresaron al local de Santa Cruz y Alsina y lograron acceder a dos cajas fuertes. A una la abrieron con herramientas de mano pero a la otra la tuvieron que violentar con una amoladora que había en el propio galpón de la firma. “No dejaron rastros. Se movieron con mucha tranquilidad en todo el local porque sabían perfectamente lo que tenían que hacer y cómo lo debían concretar”, dijo una fuente cercana a la investigación. Hasta ayer todavía no habría trascendido si efectivamente el sistema de alarma de la Cooperadora Policial se había activado y si la policía había acudido o no al lugar.


Comentarios


Sin pistas de los boqueteros