Sin prácticas en Medicina, se demoran los médicos que la región necesita

Unos 350 estudiantes de la carrera que se dicta en Cipolletti esperan "ya" el protocolo de Nación.   “No los podemos exponer afuera ni adelantarles el título”, dice el decano.





Aulas vacías y clases virtuales. La realidad de la Facultad de Medicina en pandemia (Foto: Florencia Salto)

Aulas vacías y clases virtuales. La realidad de la Facultad de Medicina en pandemia (Foto: Florencia Salto)

La pandemia del coronavirus bloquea a los médicos que están por recibirse y son indispensables para un sistema de salud saturado. La única carrera que los forma en la región, funciona bajo un triángulo de presiones contrapuestas que no se destraban.

El problema se puede describir así: la sociedad exige nuevos médicos, pero los estudiantes no pueden hacer las prácticas finales que los acrediten. A su vez, las autoridades de la facultad de Medicina de Cipolletti no quieren exponerlos al riesgo de un contagio. Solo les permiten las tareas como voluntarios para el seguimiento telefónico de pacientes.

La solución llegaría desde Nación. Se esperan nuevas normas y protocolos para que los futuros médicos puedan hacer la Práctica Final Obligatoria (PFO) en hospitales y clínicas.

"Estamos a la espera del reinicio de nuestras prácticas, para poder involucrarnos en esta emergencia sanitaria"

Lusina Bertin, estudiante de Medicina

Así está la situación en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), donde solo se dictan clases virtuales para 2.800 alumnos, en una carrera que dura 7 años.

Hoy son unos 300 estudiantes los que están impedidos para cursar clases prácticas. Pero más compleja es la situación de otros 55, que necesitan las PFO para acreditarse .

Al problema se agrega el desgaste de los docentes, que en gran mayoría trabajan en los hospitales y clínicas de la región. No tienen tiempo para dictar clases virtuales y están absorbidos por las tareas que impone la pandemia.


“Con las prácticas somos inclaudicables. Los estudiantes deben aprender todos los contenidos y no podemos adelantarles el título si no las hacen”, explicó a Río Negro el decano de Medicina, Miguel Vera, al ser consultado por el reclamo de los estudiantes.

Dijo no tener certeza si las prácticas se podrán hacer el año próximo. Todo depende del marco normativo que preparan los ministerios de Salud y Educación para las carreras de medicina y que espera se apruebe este año.

Susana Sánchez y Miguel Vera, la vice y el decano. "La facultad necesita sus reaseguros", dicen al explicar porqué están frenadas las prácticas. (Foto Florencia Salto)

De todos modos, Vera quiso aclarar durante la entrevista telefónica que no están “con las manos atadas” y los moviliza la “buena presión” de la comunidad que demanda médicos y “el empuje y gran motivación de los estudiantes” por recibirse. Pero aclaró que la facultad “necesita sus reaseguros”.

Sostuvo que la carrera no se paró y que en abril se hizo -en forma virtual- el acto de colación de 62 egresados. Para octubre esperan que se reciban otros 24.

Descartó que el regreso a las clases prácticas dependa de la aparición la vacuna. “Nos vamos adecuando a esta realidad cambiante. Y por ahora la vacuna no es una realidad. La realidad es cómo hacemos para formar médicos que puedan manejarse en un nuevo contexto. Para que puedan cuidarse ellos y los pacientes que van a atender”.

Desde el segundo año de la carrera los estudiantes tienen que realizar prácticas en territorio, indicó Susana Sánchez, que es la Secretaria Académica.

Las mismas se efectúan en los centros de atención primaria de salud, en unidades docentes hospitalarias y en cinco hospitales: Bariloche, Neuquén (dos), Roca y Cipolletti. También en instituciones privadas que van desde Regina hasta Chos Malal.

La vice decana precisó que la facultad tiene voluntarios en Río Negro y Neuquén, donde se desempeñan 30 estudiantes en tareas de seguimientos telefónicos domiciliarios, trabajos en los sectores de epidemiología y en las salas de situación.

Conectados a la Facultad pero sin prácticas. La pandemia les retrasa su carrera.

“Es importante el aprendizaje del buen trato con las personas, aprender de ellos. Y a la vez, entregarles el conocimiento de sus siete años de estudios” resumió Sánchez.

Vera agregó que los estudiantes “son el termómetro de facultad para conocer el día a día de la pandemia en nuestra región”.


Al describir los cambios que generó la pandemia en el cursado de las materias y en los nuevos contenidos, Sánchez dijo que antes nadie pensaba en hacer teleconsulta o telemedicina. “Ahora son prácticas habituales en medicina. Y en cuanto al dictado, nuestros estudiantes se conectan desde el Valle Medio, Piedra del Águila, Chubut, La Pampa y Chile. Toman clases teóricas en forma remota”.

El médico del futuro

El decano Vera dijo que el nuevo escenario determina que los futuros médicos tendrán que saber mucho de tecnología y utilizar la inteligencia artificial. “Pero la verdadera formación pasa por una cuestión actitudinal y comprensiva, para fortalacer la salud y evitar la enfermedad”.

Desde su creación en 1996, ya egresaron más de 1.000 médicos de Medicina. Trabajan en los sistemas sanitarios de la región y muchos dan clases en la facultad.

Inscriptos

2.800
estudiantes de la norpatagonia estudian la carrera de Medicina de la Universidad Nacional del Comahue.

Los estudiantes alertan: “Habrá menos egresados y un cuello de botella”


Los estudiantes de la carrera de medicina que se dicta en Cipolletti consideran que la falta de clases prácticas va a disminuir el número de egresados y generará “un cuello de botella” el próximo año si la aprobación del protocolo las habilita próximamente.

Si bien reconocen que la situación epidemiológica “impone riesgos”, quieren volver a las unidades hospitalarias porque “este contexto nuevo es el que nos va brindar las herramientas para que nuestra formación sea aún de más calidad”, expresaron en un comunicado que lleva la firma de Nazaret González, consejera del claustro estudiantil, entre otras.

La Cámara de Comercio de Cipolletti se hizo eco del reclamo de los futuros médicos. En una carta enviada a la gobernadora Arabela Carreras, le piden su gestión para que “les otorguen una matrícula provisoria y se sumen a los planteles médicos de un sistema de salud.

“La alta correlatividad de las materias hace muy necesario que estén las mesas para dar finales, para poder avanzar a los próximos años del cursado”.

Francisco Silveira, cursa el ciclo biomédico.

Allí están reflejados los principales problemas que dificultan el cursado. Entre otros puntos críticos, los estudiantes mencionan:

• La materia del último año, Práctica Final Obligatoria (PFO) es 100% práctica y en todo el año no han podido asistir a hospitales ni centros de salud para hacerlas. Sin ellas no acreditarán el título.

• En el caso del ciclo clínico de la carrera, indicaron que la falta de clases prácticas generará “un cuello de botella” para el próximo año ya que unos 100 estudiantes deben recuperarlas. Creen que se atrasarán al menos un cuatrimestre en muchos casos.

• Sugieren que las prácticas se recuperen en el laboratorio de simulación, compuesto por muñecos.

• Mencionaron el caso de una asignatura que no dio clases virtuales en el primer cuatrimestre ni en el segundo. Y el de cátedras que no brindaron aún mesas para dar los finales.

• Los estudiantes que por diversas razones están excluidos de la conectividad.

“Entendemos el contexto, pero nos atrasamos un cuatrimestre. Y esto nos afecta económica y psíquicamente. Más en esta carrera que dura siete años”.

Nazaret González, consejera directiva del claustro estudiantil.

Definiciones de la crisis


Clases: “Algunas prácticas en terreno no se pueden dar, por el riesgo que se corre. Otras se hacen vía plataformas, con algunas maniobras que el estudiante aprende mirando”. (Decano Vera).

Egresados: “Debemos garantizar que el estudiante que salga de aquí esté formado con todas las competencias que debe tener un médico con matrícula habilitante. Hoy no lo podemos hacer porque aún no están resueltas cuestiones legales. Quienes salgan a trabajar deben tener sus equipos de protección personal y ser monitoreados por docentes, que hoy se ven desbordados por las tareas de asistencia que genera la pandemia”. (Decano Vera)

Plan de estudio: “Se incluyeron materias y seminarios de terapia intensiva, porque el médico intensivo es un recurso escaso y hay que formarlo”. (Susana Sánchez, vice decana)

Comité de Ética: “En Cipolletti coordina la facultad. Es clave para la decisión de los médicos. (Decano Vera)


Comentarios


Sin prácticas en Medicina, se demoran los médicos que la región necesita