Sin servicios, cerró el Registro Civil de Plottier

El lunes le cortaron la luz, el agua y el teléfono. Desde mañana funcionará en el municipio.

#

Todos los problemas. El local no era adecuado, se quedó sin los servicios básicos y encima funcionaba al lado de la funeraria.

NEUQUEN (AN).- Desde el lunes pasado los vecinos de Plottier no pueden casarse ni mudarse y no porque sea martes 13, sino porque el único Registro Civil de la localidad debió cerrar sus puertas a raíz de varios problemas edilicios y el corte de los servicios básicos. Ayer el municipio debió tomar cartas en el asunto y prestarle un local al organismo donde funcionará provisoriamente desde mañana.

Casamientos, cambios de domicilio, tramitación de documentos de identidad y demás gestiones se encuentran suspendidas, ya que el personal del Registro Civil decidió cerrar sus puertas tras quedarse sin luz, teléfono y agua.

"Teníamos serios problemas con el edificio desde hace tiempo pero estos cortes de servicios nos obligaron a cerrar la atención, cosa que pasa por primera vez en la provincia", explicó ayer la directora provincial del Registro Civil, Romina Irigoin.

La funcionaria comentó que el organismo funcionaba en la oficina de Juan B. Justo al 50 desde

hace cinco meses, luego de que se venciera el alquiler del local que desde hace un par de años ocupaban a pocos metros de allí. Irigoin señaló que "era un edificio provisorio dado que no se podía hacer un alquiler formal y por eso cortaron los servicios".

Agregó que " además era provisorio porque no tiene ni la comodidad ni la ubicación necesaria".

El problema de la ubicación era una de las mayores complicaciones que afrontaba la oficina ya que, si bien el local se encuentra en pleno centro de la ciudad, linda directamente con la principal sala velatoria de Plottier.

"Era terrible hacer un casamiento y al lado tener un velorio", enfatizó Irigoin.

El cierre del Registro Civil se da en la época que históricamente cuenta con mayor cantidad de casamientos. Sin embargo, y tal vez por la incomodidad de la ubicación Irigoin señaló que "tuvimos mucha suerte porque en esta semana no había pedido ningún casamiento".

Ayer al mediodía la municipalidad de Plottier debió tomar cartas en el asunto y solucionar la falta de un nuevo edificio prestándole al Registro Civil parte de las oficinas de Relaciones Institucionales comunales, porque el principal problema que afronta el organismo provincial es la falta de locales en alquiler.

"Desde hace meses que buscamos un lugar en el centro y no conseguimos ninguno", indicó Irigoin.

La responsable de los registros civiles de la provincia señaló que "por el momento vamos a funcionar en el espacio que nos prestó el municipio pero no sabemos cuando vamos a poder tener una nueva sede porque está muy complicado conseguir un alquiler en Plottier".

Irigoin explicó que la búsqueda se realiza únicamente en el área centro de la ciudad ya que advirtió que "no queremos irnos a los barrios porque el único banco donde la gente puede pagar los sellados está en el centro".

De este modo, a partir de mañana los vecinos de Plottier podrán volver a realizar sus trámites en la ciudad sin tener que concurrir a la sede del barrio Bouquet Roldán de Neuquén donde se estaban tomando los trámites del clausurado registro.

La nueva sede, provista por el municipio, se encuentra en Juan B. Justo y Estrada, precisamente en la esquina opuesta al lugar que por años ocupó el mismo Registro Civil.


Comentarios


Sin servicios, cerró el Registro Civil de Plottier