Advierten de los riesgos del té de floripondio

La campanita produce arritmias cardíacas y puede ser letal

10 feb 2005 - 00:00

VIEDMA (AV)- Otra vez las flores de floripondio son motivo de preocupación. Son campanitas de colores que crecen como una enredadera silvestre en cualquier lugar y también en la costanera viedmense. Pero esta pequeña y hasta insignificante flor tiene un alto poder estimulante. Un té de una de estas campanitas produce en pocos minutos un estado de gran excitación que deviene luego en depresión, efecto que se prolonga durante 72 horas, al margen de que produce daños en la salud.

Hace 10 años, la internación de unos adolescentes tras consumir un té de floripondio generó una gran preocupación y la erradicación de la costanera viedmense de estas campanitas que se enredan en los árboles.

El consumo de este alucinógeno y de otras drogas ha generado preocupación en el hospital Zatti de Viedma donde en la primera semana de este mes fueron atendidos seis casos de intoxicados por consumir sustancias estimulantes, entre ellos floripondio. De estos seis casos, dos debieron ser hospitalizados, entre ellos un menor de 13 años por consumo de droga y un joven de 19 por tomar un té de campanita. Por la guardia del hospital pasaron uno o dos pacientes por día intoxicados con distinto tipo de sustancias.

Al parecer, las infusiones de floripondio habrían sido adoptadas como una modalidad entre algunos chicos que se reúnen en grupo en la costanera. Es frecuente observar ruedas de jovencitos termo y mate en mano en la tarde y sobre todo en la noche. Algunos de esos termos no contendrían sólo agua sino este té que produce alucinaciones visuales, auditivas y efectos táctiles. En rueda de amigos habrían sido consumidos estos tés, según lo manifestado por los jóvenes que fueron atendidos en el Zatti ante el requirimiento de los médicos para orientar la medicación que permita la recuperación.

Por el control cardíaco que requieren estos estados que producen la ingesta de estas infusiones y de otras sustancias dos de los jóvenes atendidos permanecieron internados en observación.

La médica del nosocomio local Liliana Fedorco explicó que el floripondio provoca además una excitación psicomotriz en quienes lo consumen, taquicardia, arritmias cardíacas que pueden ser muy graves. Manifestó que llamó la atención en el hospital el ingreso de este tipo de casos durante la última semana, que también asoció a jornadas de intenso movimiento por diversos espectáculos de rock que se ofrecieron tanto en Viedma como en el balneario El Cóndor.

Además de recomendar que no se use este tipo de sustancias destacó que el floripondio es muy tóxico pese a que el té se haga de sólo una flor y que puede ser letal. Confirmó que en el último caso que se atendió en el hospital, el consumo fue en la costanera con termo y en rueda de amigos aunque sólo uno de ellos requirió atención. Se ingirió como té, pero es habitual que se lo haga también como mate.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.