El barrio de Neuquén que le dio pelea a la bravura del río Limay

Ubicado en la zona centro sur de la capital, tuvo como primer nombre Villa Armas. En 1937 una gran inundación lo dejó bajo el agua. Los vecinos lo reconstruyeron y lo bautizaron barrio Nuevo.





Por lo general, los barrios de la ciudad de Neuquén llevan el nombre de quienes fueron los primeros propietarios de la tierra o de aquel primer vecino que hizo historia. El caso del barrio Nuevo, ubicado en el área centro sur de la capital no fue la excepción durante los primeros años. Pero luego fue cambiando de nombre hasta llegar definitivamente a ser Nuevo. Y este bautismo no es azaroso. Realmente el barrio se transformó y se reconstruyó en su totalidad luego de una gran inundación, habituales en una época donde el río Limay no tenía control.

La barriada se conformó en 1908, cuatro años después de oficializarse la capitalidad del exparaje Confluencia. Se conoce el año de su fundación pero no la fecha exacta.

Ubicado entre las calles avenida Olascoaga, Leguizamón, Lastra y Lanín, con el arroyo Durán que lo separa del barrio Villa María, tuvo como primer nombre Villa Armas. Y acá aparece la tradición al denominar las barriadas.

“Llevó ese nombre en homenaje a Francisco Armas, propietario de las tierras productivas que luego se lotearon para crear el asentamiento. En ese momento también era conocido como barrio de Los Milicos porque allí vivían muchos policías”, contaron quienes están a cargo de los archivos históricos del museo Paraje Confluencia.

En 1937 una gran inundación por la crecida del río Limay dejó bajo el agua a todos los vecinos. Hubo evacuaciones, destrozos y cuando todo pasó, hubo que poner manos a la obra para reconstruir el barrio. Con esfuerzo se pusieron de pie y fue casi una necesidad, una obligación y un homenaje a los vecinos que el barrio cambie de nombre y pase a llamarse barrio Nuevo.

Graciela Eme, una de las vecinas del lugar que aportó su testimonio al museo para reconstruir la historia del barrio contó que cuando era niña “jugaba en el canal que estaba en Misiones y Ceferino Namuncurá”, hoy entubado.

Recordó además a algunas de las tantas familias que fueron parte del barrio Nuevo, entre ellas la familia de Albino Cotro, uno de los tres primeros empleados municipales que tuvo la ciudad y que fue el encargado de derribar con un tractor la tranquera de los ingleses, en la actual avenida Argentina y las vías del ferrocarril.

El 4 de mayo de 1947, vecinos que solían juntarse a jugar a la pelota, fundaron el Club Barrio Nuevo. Su primer presidente fue Juan Ponce, luego vino Ramón Poblete. Ellos fueron también los que organizaron un gran baile popular para recaudar fondos para la construcción de la sede.

Organizados y oficializados como barrio, en 1983 Nuevo convocó a elecciones para conformar la comisión vecinal. Su primer presidente fue el exintendente de la ciudad de Neuquén, Horacio Quiroga.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El barrio de Neuquén que le dio pelea a la bravura del río Limay