En la ruta del olvido la lluvia dibujó a Cristo en la ladera de un cañadón cerca de Piedra del Águila

Está cerca de la escuela de Piedra Pintada por la Ruta 50 que acorta el camino entre Piedra del Águila y Junín pero que está en total estado de abandono. Ahora en un cañadón descubren que se formó una figura que se asemeja a la cara de Cristo.

Tony Ancatruz recorre todos los días la zona donde está la comunidad porque traslada a los alumnos a la escuela de Piedra Pintada. Como esos paisajes que se ven en forma cotidiana no llaman la atención hasta que en la ladera de un cañadón observó que la caprichosa naturaleza había tallado una figura. Lo observó de un lado y del otro. No había dudas que era la silueta de Cristo. La fotografió y mientras hacía esa tarea reparó en los detalles, el pelo, las cejas, los ojos, la boca. Es como si un escultor lo hubiera hecho con una precisión y sapiencia envidiable.


En diálogo con Diario Río Negro, Tony describió que la comunidad Ancatruz, de la que es parte, está a unos 25 kilómetros de Piedra del Águila y tiene cuatro parajes: Zaina Yegua, Paso Yuncón, Piedra Pintada y Sañicó. Para llegar a estos últimos hay que tomar la Ruta 50 que es el camino más corto entre Piedra y Junín y espera una reivindicación histórica. “Un día salí de Piedra y puse el cuentakilómetros a cero y cuando llegué al Cristo… eran 33 kilómetros, 33 como la edad de Cristo”, contó.


Tony estaba un día tomando mate con el portero de la escuela y le dijo que quería ver el Cristo. Fueron a buscar agua a una cascada y lo vio. “Cuando lo vi, dije noooo… es como que te transmite un mensaje, de esperanza, sobre todo para la comunidad, le tomé una foto y me fui. Dudé en publicarla y dije que sería bueno porque es un mensaje para todos independientemente de las creencias de cada uno, es para todos”. La publicó en sus redes sociales y le llamó la atención las reacciones que hubo de muchos lugares del país.

La figura se la puede observar en un cañadón cerca de la Ruta 50 (gentileza)


Este año hubo mucha lluvia y nieve y la caída de agua hacia el cañadón talló la forma que naturalmente estaba sin definición.


Un señor que trabaja en la zona le había comentado acerca de la imagen, le mostró una foto y lo ganó la curiosidad, por eso el portero le dijo:“Peñi, hermano, vamos a buscar agua al arroyo, me dijo, y yo le dije que quería ver la imagen”, contó.


Ancatruz sabe que no es el único lugar de la provincia donde sorprende la naturaleza.
La Ruta 50 es una vieja promesa de los gobiernos porque entre Piedra y Junín se demora una hora. Por los GPS muchos turistas ingresan por la huella de ripio y se sorprenden del escenario natural, pero tiene sus peligros. La escuela tiene 114 años y concurren chicos de la comunidad.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios