Entierran más de 2 toneladas de mariscos que iban de Río Negro a Buenos Aires de forma ilegal

El decomiso fue realizado por SENASA, desde donde se comprobó que los frutos de mar provenientes de San Antonio Oeste viajaban sin refrigeración y documentación obligatoria.

Un importante decomiso de productos marinos fue informado este jueves por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). En total más de 2 mil kilos de frutos de mar que viajaban de manera irregular y sin las condiciones necesarias para su traslado, fueron enterrados. El cargamento iba desde la costa de Río Negro en San Antonio Oeste hasta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

El peso de la carga llegó a los 2.035 kilogramos de mariscos entre los que había almejas, cangrejos, ostras, cholgas y caracoles. El camión fue interceptado en el puesto de control Km 714, cerca de Bahía Blanca donde habitualmente se inspecciona el transporte pesado que pasa a la zona patagónica.

Desde Senasa explicaron que “la totalidad de estos moluscos y crustáceos no poseía la documentación respaldatoria y viajaba sin las condiciones de refrigeración y sanitarias que se requieren para el transporte de alimentos». También explicaron que el camión «no estaba habilitado por Senasa ni tenía precintos en las puertas, la mercadería estaba sin rótulos y en contacto directo con material incomestible, transgrediendo la normativa vigente por no proteger la inocuidad de los alimentos».

Por las características del decomiso, al tratarse de alimentos perecederos y considerando las altas temperaturas en la región permitir la circulación de la carga implicaría un atentado a la salud de las personas que puedan consumirlos.

Finalmente Senasa ordenó el decomiso y el enterramiento sanitario de la carga y dispuso avanzar con las acciones administrativas y legales correspondientes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios