Finalizó la emergencia fitosanitaria por mosca de los frutos en Cipolletti

En abril, el Senasa aplicó un plan de emergencia en Cipolletti para controlar la propagación de la plaga.  





El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dio por finalizada la emergencia fitosanitaria por mosca de los frutos que había iniciado en abril de este año en el área regulada de Cipolletti. El Senasa oficializó la medida a través de la resolución 754/2022 que fue publicada en el Boletín Oficial. 

Según explicaron se cumplió lo exigido por la normativa vigente y se comprobó la ausencia de ejemplares fértiles de ‘ceratitis capitata’ durante un período de tiempo medido en grados/día, lo que representa el calor acumulado en un período de tiempo, vinculado a la velocidad de desarrollo y ciclo de vida de los insectos.

A partir de estas pruebas el Senasa determinó que la plaga fue erradicada y que la emergencia se dio por finalizada.


En marzo se detectó moscas de los frutos en Cipolletti 


En abril de este año el personal de Senasa declaró un plan de emergencia sanitaria porque se encontró un ejemplar de la plaga en el traspatio de una casa del centro de la ciudad. La mosca de la fruta es considerada según el Senasa una de las plagas de mayor importancia económica para la producción frutihortícola.  

El hallazgo disparó una serie de acciones que buscaban contener el foco para evitar que la plaga se distribuya a otras áreas y ofrecer las garantías necesarias a los mercados de destino de la producción regional. 

Una de las medidas fue resguardar un radio de 7,2 kilómetros alrededor del foco de detección de la plaga. El radio comprendía el área de Cipolletti, el oeste de Fernández Oro, el sureste de Neuquén y la barda norte y sur.  

Durante estos meses se aplicaron diversas medidas fitosanitarias en el área regulada, entre las que se destacan: los controles de tránsito de productos regulados, densificación de la red de trampeo, incremento de la toma de muestras de frutos en terreno y revisión de las mismas en laboratorio, intensificación de los controles culturales y mecánicos, todo esto combinado con aplicación de la técnica de insecto estéril (TIE). 

Con estas acciones el Senasa busca defender el patrimonio fitosanitario de la región, que impacta positivamente tanto en la sanidad y calidad de la producción como en las ventajas para su comercialización en los mercados externos. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Finalizó la emergencia fitosanitaria por mosca de los frutos en Cipolletti