Gripe aviar en lobos marinos: se reunió el Comité de Crisis para resolver la situación en La Lobería

La temporada de verano está cada vez más cerca y desde la comuna viedmense apuran los tiempos. El contagio entre especies fue disminuyendo, sin embargo, los cuerpos de lobos marinos en La Lobería sigue siendo un problema difícil de resolver.

Durante esta jornada se reunió el Comité de Crisis y se centró sobre la playa La Lobería, ubicada en el Área Natural Protegida de Punta Bermeja, a unos 60 kilómetros de la capital rionegrina. La temporada de verano apura los tiempos, teniendo en cuenta que esa playa se encuentra cerrada desde el inicio de la gripe aviar en lobos marinos. Se barajan soluciones para reabrir esa playa que es muy concurrida durante la temporada estival.

Punta Bermeja alberga entre 8.000 y 12.000 ejemplares de lobos marinos y es una de las colonias de lobos marinos de un pelo más importante de Sudamérica. También fue la más castigada por la gripe aviar y donde se detectó el primer caso en la provincia.

La buena noticia es que, según las últimas estadísticas, muestran una baja importante en la aparición de lobos muertos. Sin embargo, La Lobería sigue cerrada ya que se encuentran varios cuerpos de lobos marinos por la playa.

El Comité de Crisis se reunió para evaluar opciones para acelerar los tiempos con respecto a la reapertura de esa playa, sin poner en riesgo la salud y la propagación del virus.

«Es el lugar donde se produjo la mayor cantidad de lobos marinos muertos. Es necesario que medidas tomamos para liberar la zona de lobos y por otro lado, ver de qué forma se va a enfrentar la temporada en La Lobería», informó la Secretaria de Ambiente y Cambio Climático de Río Negro, Dina Migani.

Reconoció que en algunas playas ha sido más fácil trabajar, como en El Cóndor, «debido a que son espacios más abiertos y con un acceso más fácil trabajar en el enterramiento de los lobos» y ya no cuenta con restricciones.

Sin embargo, La Lobería seguirá cerrada ya que según Migani «la situación es más compleja por los acantilados que no permite bajar una máquina y hay que ver de qué manera se puede trabajar con los cuerpos de los lobos».

En Río Negro se registraron 1.291 lobos muertos, de los cuales 891 ejemplares aparecieron en Punta Bermeja y La Lobería. Foto: gentileza

La funcionaria ambiental sostuvo que «el virus ha declinado y la cantidad de lobos muertos viene disminuyendo, así que tenemos un panorama alentador para la próxima temporada». También afirmó que la última sudestada en La Lobería «se llevó la mayor cantidad de cuerpos» y que en la actualidad «es muy poca la cantidad».

Sin embargo, operar con maquinaria en esa zona «es imposible» ya que la playa está rodeada del acantilado y se barajan diversas soluciones aunque hay una que cobra mayor fuerza.

«Es probable que bajemos con un cuatriciclo, juntarlos en un solo lugar y esperar que alguna marejada se lleve mar adentro los cuerpos de lobos», puntualizó Migani.

Y agregó que lo más importante «es que tenemos que liberar la playa para que el virus no esté presente y para los turistas de cara al verano. Esa es la idea y tomaremos definiciones con especialistas sobre si es conveniente circular por la playa una vez eliminados los cuerpos».

Mientras tanto, La Lobería seguirá cerrada al público al igual que el Centro de Interpretación de Punta Bermeja, donde se encuentra el apostadero de lobos.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios