Inseguridad en el Alto Valle y el temor a una política que «desprotege» a los vecinos

Los delitos crecieron en número y escaló la violencia, este año. Hay preocupación y un pedido a las autoridades provinciales de medidas urgentes. ¿Qué dijeron desde el Consejo de Seguridad de Regina y el Consejo de Bienestar Policial?.

Las situaciones de inseguridad constante desencadenaron un sinfín de reclamos cargados de preocupación en la región. Todas las localidades se ven afectadas por lo mismo y ante esto, los vecinos de Regina se unen para exigir mayor atención, pero ¿Cuál es el trasfondo de un sistema de seguridad que lejos de proteger, desprotege?.

Regina es una de las localidades que siempre ha permanecido tranquila en comparación a las de mayor población. Los robos siempre existieron, pero la situación se tornó preocupante en los últimos años por el nivel de violencia con lo que los realizan sin importar horario, edades o la presencia de cámaras.

Los últimos hechos provocaron que los vecinos se unieran para exigir medidas. Una nutrida movilización que comenzó frente a la comisaría y continuó hacia la ciudad judicial evidenció la problemática que los aqueja.

Patricia Lascialanda es supervisora del Consejo de Seguridad de Villa Regina, organismo que fue creado en 2022 a partir de un hecho de inseguridad en la que un estudiante murió por el ataque de otro adolescente. La mujer reconoció a Diario RÍO NEGRO que «este este año el sistema de hechos delictivos han crecido en número y en violencia».

Detalló que constantemente se registran atentados contra la propiedad privada o contra los objetos de las personas y en muchos casos, se ejerce violencia extrema contra las victimas. Un caso que conmocionó a todos fue el de un joven de 18 años que fue asesinado cuando regresaba a su casa por un «falso policía», el hecho ocurrió en mayo y por el cual hasta el momento, no hay detenidos.

«Nosotros no tenemos datos cuantitativos, pero si podemos confirmar que hubo un notable incremento», estableció Lascialanda. Por esto se realizaron varias reuniones, la última contó con la presencia de la ministra de Seguridad y Justicia de la provincia, Betiana Minor.

«La última reunión fue en un clima acorde al hartazgo de la gente y las demandas de los ciudadanos quedaron netamente a la vista», indicó la supervisora y agregó que desde entonces, no se ha logrado volver a establecer otro contacto, ni tampoco obtener respuestas a los pedidos. Ahora el objetivo es lograr que la gobernadora Arabela Carreras se acerque a dialogar «porque consideramos que tienen incumbencia en la seguridad», expresó. El llamado del mes pasado, aún no tiene respuesta.

Las demandas corresponden a una necesidad de lograr mejorar el sistema de seguridad y las políticas que terminan por desproteger a los ciudadanos.

«Creemos que las medidas más importantes a tomar tiene que ver con la prevención y esto está pensado en reorganizar a las fuerzas policiales con recursos económicos y humanos necesarios para un funcionamiento acorde a la población que tenemos», puntualizó. Por otro lado, consideran necesario que se revise el sistema de legislación y justicia para actualizar los códigos procesales.


El desfinanciamiento pone en jaque la seguridad


Por su lado, el referente del Consejo de Bienestar Policial Río Negro, Ruben Angel Muñoz, dijo que la inseguridad en todas las ciudades de la región se debe al «desfinanciamiento de la fuerza que resulta histórico porque no se ha visto en otras oportunidades, que las fuerzas policiales estén en tan malas condiciones».

Indicó que la situación actual de los policías es que ya no cuentan con los recursos necesarios para realizar su labor. «El problema de la Policía no se basa en que no hacemos nuestra labor, sino en que no contamos con herramientas», sostuvo y agregó que particularmente lo que sucede en Villa Regina es que la ciudad no cuenta con patrulleros para darle la cobertura y los poco que hay no están en condiciones.

«La Ministra envió una camioneta que sacó de alguna unidad de Viedma para calmar los ánimos en Villa Regina, duró cuatro días y se rompió. Son parches que no sirven, pero además lo que más genera malestar es que no esté la presencia de ella acompañando a los vecinos», criticó.

También expresó que no solo es la delincuencia la que mantiene en vilo a los ciudadanos sino también los hechos con narcotráfico que «crecen espeluznantemente», los cuales terminan en varios enfrentamientos entre bandas que involucran armas.

«Son los tiroteos que se dan más frecuente en los barrios populares, en Viedma esto ya se llevó la vida de una persona», comentó Muñoz.

«La falta de recursos, una ministra insensible, una gestión ineficiente y además la cuestión judicial de la puerta giratoria en la que un detenido a las pocas horas está en libera, hace un caldo de cultivo para que la seguridad en Río Negro esté en jaque», concluyó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios