La fiesta de las Mil Millas Sport cautivó a los fanáticos de los autos clásicos en Bariloche

La largada simbólica del evento internacional convocó a cientos de personas en el Centro Cívico, donde se montó el parque cerrado. Alrededor de 80 joyas de la historia del automovilismo participan de la competencia de regularidad que comenzará este jueves y se extenderá hasta el sábado.





El Centro Cívico de Bariloche cedió este miércoles su protagonismo por unas horas y fue la magia de los autos clásicos la que encandiló a turistas y residentes.

La plaza principal de la ciudad se transformó en un parque cerrado. Allí, decenas de joyas de la historia del automovilismo mundial fascinaron a cientos de personas que se acercaron a participar de la fiesta de la largada simbólica de la edición 33 de las Mil Millas Sport de la República Argentina.

La belleza de los autos contrastaba con algunas  nubes grises que cubrieron parte del cielo durante la tarde y amagaron con opacar el evento. Pero el viento que soplaba con intensidad despejó el cielo sobre Bariloche.

Los autos clásicos recorrieron la primera cuadra de la calle Mitre y cautivaron a fanáticos y curiosos. (foto Marcelo Martínez)

Aún así, los fanáticos de los autos clásicos no se movieron del Centro Cívico y los alrededores en su afán de inspeccionar cada auto con mirada filosa y sacar la mejor fotografía para guardar como recuerdo. 

Las joyas clásicas convocaron además a los curiosos, que observaban hipnotizados el estado de conservación de automotores que se fabricaron en el siglo pasado, pero que lucen impecables como ajenos al paso del tiempo. Aunque ese mantenimiento demanda de una inversión importante que solo un apasionado por alguna escudería está en condiciones de hacer. 

Pinceladas de la historia del automóvil se pudieron disfrutar este miércoles en el Centro Cívico de Bariloche. (foto Marcelo Martínez)

Protesta gremial en la previa


Pero la fiesta casi se cancela por una ruidosa protesta del sindicato gastronómico de esta ciudad. Dirigentes del gremio y trabajadores reclamaron ayer en la previa de la largada simbólica de la competencia. Eligieron ese lugar porque la demanda estaba dirigida a los dueños del exclusivo Hotel Llao Llao, que es uno de los patrocinadores de esta edición de las Mil Millas Sport, junto a otras firmas.

Reclamaban que los trabajadores gastronómicos de los hoteles de alta gama de Bariloche cobren los mismos salarios básicos que las empresas hoteleras les abonan a su personal en Buenos Aires.

La intervención de Yanina Sánchez, delegada local del Ministerio de Trabajo de Río Negro,  desactivó alrededor de las 17 el reclamo. La abogada notificó a los dirigentes del sindicato gastronómico que se había dictado la conciliación obligatoria. El Gobierno de Río Negro es otro patrocinador del evento.

Los pilotos y navegantes avanzaron este miércoles por la Costanera de Bariloche y se internaron en la avenida Bustillo hasta el Hotel Llao Llao, distante a unos 25 kilómetros del centro de esta ciudad. (foto Marcelo Martínez)

La competencia arranca hoy


Cuando, los manifestantes se marcharon, el programa del evento internacional anunciado por los organizadores siguió adelante. Los motores comenzaron a rugir a las 18 y el piloto de un Fiat 519/520 Bacquet, modelo 1925, fue el primero en poner primera y cruzar las arcadas del Centro Cívico. El intendente Gustavo Gennuso estuvo en la largada, acompañado de la jefa de Gabinete municipal Marcela González Abdala.

Los clásicos salieron con una distancia de pocos segundos. Todos avanzaron por la primera cuadra de la calle Mitre, bajaron por Quaglia hacia la avenida 12 de Octubre, y después, siguieron en dirección al Hotel Llao Llao, distante a unos 25 kilómetros del centro. 

El ritual lo hicieron alrededor de 80 autos clásicos, con sus pilotos y navegantes, que aceleraban a fondo por unos segundos para deleitar a los fanáticos que filmaban con sus celulares. Fue como un desfile de la historia del automóvil, porque pasaron Alfa Romeo, MG, Jaguar y Porsche, Mercedes Benz, entre otras valiosas joyas.

Se trata de una competencia de regularidad. Por eso, el reglamento sanciona a los pilotos que pasan los controles antes del tiempo estipulado. 

Hoy se desarrollará la primera etapa. Los autos partirán desde el exclusivo hotel y recorrerán la ruta nacional 40, pasarán por VIlla La Angostura y seguirán por la ruta nacional 231 hasta el Paso Cardenal Samoré. Luego, transitarán por la ruta de Siete Lagos y regresarán a esta ciudad. El evento internacional, que organiza el Club de Automóviles Sport afiliado a la FIVA, continuará hasta el sábado. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La fiesta de las Mil Millas Sport cautivó a los fanáticos de los autos clásicos en Bariloche