Un día sin pan para 22.000 chicos en escuelas de Roca: algunos es «lo único que ingieren en el día»

Un día que falte el pan o alimentos en los comedores escolares, es un día que muchos chicos no comen. Así lo reconocieron hasta los propios funcionarios de Educación. ¿Con qué se alimentan los chicos?

El pan es el insumo principal para el refrigerio en las escuelas de Roca. 22.150 estudiantes lo consumen día a día durante su estancia en clases y 1.400 kilos son los que se destinan por día para ese fin. Pero el último día del mes, 31 de julio, fue la excepción ya que sorpresivamente no llegó. Los chicos se quedaron sin lo que para muchos es desayuno y/o merienda y único alimento durante varias horas. 

“No había ningún faltante, lo único que no tuvimos fue el suministro del pan”, informó Fernanda Curuchet, coordinadora del Consejo Escolar Alto Valle Este I, quien salió a dar la palabra oficial tras las denuncias de Unter ayer por falta de pan y otros insumos de comedores.

«Hoy se regularizó la entrega de pan, pero en algunas escuelas faltan otros insumos», aseguró Patricia Ponce, secretaria de Unter seccional Roca. Desde el gremio, dijeron que es irregular la entrega de insumos para el normal funcionamiento del servicio de refrigerio y comedores.

«Por una falta de previsión, todas las escuelas de la localidad quedaron sin pan y eso implica que estudiantes de todos los niveles y modalidades no pudieron contar con la copa de leche completa», dijo la secretaria de Unter. «Solamente tomaron té, mate cocido o leche y cacao, pero sin ningún otro complemento nutricional», dijo.

Tras un relevamiento este martes en escuelas de barrio Nuevo, J. J. Gómez y Los Olmos, RIO NEGRO confirmó que la situación hoy ya se había normalizado respecto del pan. Lo cierto es que estudiantes de nivel inicial, primario, secundario, adultos y centro infantil no tuvieron qué comer por razones desconocidas.

En Roca, en total son 22.215 chicos y chicas, de los más pequeños de jardín hasta los adultos de escuelas nocturnas de adultos, quienes reciben el refrigerio que consiste en un mate cocido, té con leche o chocolatada, con un pedacito de pan en sus tres variantes, con dulce, queso o solo. 

Curuchet también confirmó que las escuelas reciben frutas luego de un convenio con la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén. “La fruta se entrega en las escuelas que reciben refrigerio cada 15 días y las que tienen comedor se reciben semanalmente. Es un refuerzo alimentario”, comentó. 

Además, en 23 escuelas de Roca hay comedores, en los que se entrega un plato de comida en el almuerzo. La funcionaria sostuvo que la entrega de alimentos frescos como de almacén es regular en la veintena de escuelas, para los 3008 chicos beneficiarios de comedor. 

“Muchas veces es lo único que ingieren durante el día”, denunciaron desde el gremio, y la propia funcionaria reconoció ese drama: «Sabemos que hay muchos chicos que, lamentablemente, el único alimento que reciben es el que reciben en la escuela», sentenció Curuchet.

En ese sentido, dijo que ponen «mucho énfasis» en este punto y rescataron el rol de los cocineros que «le ponen toda la dedicación y el amor para producir estos alimentos», aseguró.  

“La escuela es el espacio social en el que se garantiza esa necesidad básica de que niños, niñas, adolescentes y jóvenes tengan la alimentación diaria en un momento fundamental para su crecimiento y desarrollo”, argumentaron desde Unter.

Para el sindicato, la preocupación fue en incremento ya que en muchas escuelas los chicos van a comer lo único que reciben en el día ante la crítica situación económica de las familias.

Los motivos de la faltante de pan: una incógnita


El porqué de la falta de suministro el lunes fueron por presunta falta de pago según Unter, pero la propia Curuchet aseguró que desconoce las causas. 

“Nos encontramos con que el lunes el panadero no hizo entrega y empezamos a hacer las averiguaciones pertinentes, hablar con el proveedor y con el área de compras y suministros”, comentó. Luego notificaron al área en la sede central de Viedma para subsanar cuanto antes esta situación.

Desde Unter, puntualizan en las autoridades el Ministerio de Educación de la Provincia, quienes deben asumir la obligación exclusiva de brindar los elementos, insumos y recursos para el normal funcionamiento de las instituciones y que el problema no recaiga sobre los directivos de las escuelas.

La situación en los comedores


Sobre los comedores, hubo denuncias cruzadas ya que desde Unter dijeron que luego del receso invernal, corroboraron «faltante de alimentos frescos y muchos otros insumos, no solo para comedores, sino también para limpieza«, dijo Ponce.

Mientras que por su parte, Curuchet dijo que “todos los alimentos para comedor están en la escuela”, negando la carencia de mercadería a la que apuntó Unter. “No tenemos problemas. Todas las semanas se entrega carne y todo lo que es fresco se entrega todos los lunes, digamos. Y los artículos secos, se entregan una vez por mes”. Reconoció que la semana pasada hubo faltante de carne, pero se solucionó. 

«Cocinan con lo que les queda, lo que pueden. Hoy llegó pan, dos repollos, dos bolsas de papa, zanahoria y naranja», comentó una docente de escuela rural. «La semana que viene no saben si va a llegar pollo y carne», agregó.

Nutricionistas hacen un control de stock en las escuelas y se les manda de acuerdo al stock, siempre priorizando que hagan una rotación de alimentos para evitar los vencimientos, según explicó la titular de Educación local. 

Son 3008 los estudiantes que acceden al comedor en todos los niveles y 22.150 los estudiantes asistidos con refrigerio en la ciudad, según información oficial.

Son alrededor de 23 los establecimientos que cuentan con el servicio de comedor en Roca, abarcando todos los niveles, secundarias, primarias de jornada extendida, escuelas especiales, técnicas y el Instituto de Formación Docente Continua.

28 comedores escolares hay en total en todo el Consejo Escolar de Roca que comprende Cervantes, Mainqué y Cerro Policía.

Refrigerio «reforzado»


En 2022 se implementó la “hora taller», una propuesta a nivel nacional que incorpora una hora reloj más de clases y en Roca se da un «refrigerio reforzado». «Si la escuela ve la necesidad que los chicos tienen de recibir algún alimento extra más allá del refrigerio, se les entrega», comentó la funcionaria y dijo que puede ser una fruta más o un segundo refrigerio.

«Este año, con la hora taller, más la incorporación de las escuelas de adultos (EEBA) se incrementó el pedido de panificados de 1100 kilos diarios a 1400 kilos diarios», aseguró Curuchet.



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios