Quién era el joven de Rosario que murió tras quemarse el 90% del cuerpo, en un intento de robo de cables

El joven, de 21 años, se electrocutó este domingo tras intentar hacerse de cables de alta tensión. Estuvo internado en estado crítico y falleció este martes.

Un joven de Rosario que habría intentado robar cables de alta tensión, se electrocutó y terminó con el 90% de su cuerpo quemado, murió este martes. Las imágenes de la secuencia causaron impacto en las redes sociales este lunes, debido a la gravedad de las lesiones, la que finalmente le causaron el dceso.

El caso es investigado por la fiscal Noelia Navone, de la Unidad de Flagrancia.

Según difundieron fuentes judiciales, el joven se llama Ezequiel Francisco Curaba y cumplió 21 años el pasado 1ro de febrero. “No tiene domicilio registrado: está en situación de calle”, aseguraron.

El último parte médico reveló que Curaba sigue internado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) en la unidad de terapia intensiva. Se encuentra intubado, con soporte vasopresor, en estado crítico y con custodia policial.

No es la primera vez que es sospechado de delito. En abril de 2023, fue detenido por encubrimiento simple. Cuatro meses después, el 29 de agosto del mismo año, se le imputó una tentativa de robo.


Intentaba robar cables de alta tensión en Rosario, se electrocutó y terminó con el 90% del cuerpo quemado


El episidio ocurrió el último domingo, cuando ingresó en un pozo de la EPE (Empresa Provincial de la Energía) de Santa Fe, se electrocutó mientras intentaba conseguir su botín y terminó con el 90% de su cuerpo quemado. Este martes se supo que falleció.

Fuentes policiales consultadas precisaron que el hecho se registró cerca de las 19 en un tendido subterráneo de avenida Presidente Perón al 6000, entre Garzón y Magallanes.

Las imágenes captadas por testigos muestran al delincuente temblando tras salir del pozo y con todo su cuerpo negro, producto de las severas quemaduras que sufrió al recibir la descarga eléctrica. “¡Quedate ahí, quedate ahí!”, se escucha que gritaban los vecinos en una de las filmaciones, en su intento por ayudar al joven pero siempre manteniendo una distancia prudencial. Totalmente desorientado, el asaltante se tambaleaba de un lado a otro y apenas podía mantenerse en pie.

Un segundo video mostró los instantes posteriores al incidente, con el joven sentado sobre el montículo de tierra que los operarios de la EPE habían extraído para realizar los trabajos de rigor, mientras aguardaba la llegada de una ambulancia.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios