Se levantó el corte en la Autovía de Neuquén, y el municipio anticipó el inicio de obras

Son familias del Lote 34 de Colonia Nueva Esperanza. La única forma de abastecimiento es a través de camiones que aseguran que no cumplen con el protocolo de sanidad.  El municipio aseguró que las obras comenzarán antes del fin de semana.

Los vecinos del Lote 34 de la Colonia Rural Nueva Esperanza de Neuquén que realizaban desde temprano un corte en la Autovía Norte y la rotonda de Casimiro Gómez, levantaron la medida pasadas las 15. La manifestación es en reclamo por la falta de agua y lo que consideran «falsas promesas». Se firmó un acuerdo y el municipio anticipó que este miércoles comenzarían las obras requeridas.

Los vecinos del Lote 34 informaron que hace nueve meses toman agua suministrada por un camión que «no cumple con el protocolo de sanidad». Además aseguraron que no alcanza para las familias.

Por este motivo, se encuentran realizando un corte en la Autovía Norte y Casimiro Gómez que comenzó a las nueve. Indicaron que se quedarán «hasta que alguien aparezca y haya una respuesta contundente».

David Chaparro, vocero de los vecinos, informó que a las 11:30 se presentó personal del EPAS, quienes les explicaron los pasos a seguir para tener la conexión de agua. Les propusieron realizar una «prueba», el día de hoy, pero no definieron cuando comenzarían la obra. Como consecuencia continúa el corte.

«Cuando nos trasladaron desde la Toma Casimiro Gómez acá nos dijeron que íbamos a tener todos los servicios, no cumplieron con sus palabras, nos llevaron y abandonaron», mencionó a AmCumbre David Chaparro, vecino del Lote 34.

Chaparro relató que cuando se instalaron en el barrio, estuvieron más de un mes sin luz, «hasta que se resolvió de la misma forma, cortando las calles».

La situación hoy en día complica a las familias, ya que el agua suministrada por el camión no alcanza, aseguraron. «Te dejan un tanque de 500 litros de agua y no alcanza», manifestó el vecino. «No podemos vivir así, hay familias que tienen chicos, para las cuestiones diarias de la vida cotidiana no alcanza», agregó.

Chaparro comentó que incluso «hay días que te dicen que no vamos a tomar agua porque la bomba se rompió, estamos cansados», expuso. Además, indicó que ayer se acercaron funcionarios, «los invitamos a tomar gua del camión y ninguno de ellos quiso, ¿Cómo nuestros hijos toman agua de ahí y ustedes no van a beber?», expresó.

El vecino explicó que son más de 400 familias las que se ven afectadas por la falta de servicio. «Los vecinos estamos siendo muy marginados prometieron algo y no cumplieron», reclamó.

El problema con el agua

El año pasado se inauguró una cisterna y un sistema de bombeo para abastecer de agua a la Colonia Rural Nueva Esperanza, pero los vecinos del sector reclamaban que el servicio no llegaba a las viviendas, y la realidad no ha cambiado.

La obra presentada el 19 de septiembre en un gran acto, requirió para su infraestructura que la cooperativa CALF electrifique el tanque de agua, en tanto que el Ente Provincial de Agua y Saneamiento EPAS aportó en el plan de desarrollo estratégico e integral.

En total la obra que demandó más de 200 millones de pesos y fue ejecutada en conjunto entre el municipio de Neuquén, la provincia y Nación debía abastecer a unas 2000 familias del sector. La población de la colonia solo tiene abastecimiento de agua no potable que es para el uso en el riego.

Sin embargo, desde ese entonces, los vecinos reclaman que no tienen agua y que la única forma de obtenerla es a través de un camión.

La firma de un acuerdo, no fue la solución

Durante el bloqueo del tránsito, varias personas de organismos provinciales y municipales se hicieron presente para negociar. En ese contexto el presidente del Instituto municipal de urbanismo y hábitat, Marcos Zapata y otras autoridades del organismo firmaron un acta acuerdo con los vecinos del sector.

En la misma se comprometen a realizar la prueba de hermeticidad de cañería construida en la MZA 34 y comenzar en el día de la fecha con dichas tareas. También a realizar el zanjeo de aproximadamente 800 metros lineales, propuesta por el EPAS sobre calle Caña de Azúcar para empalmar las obras de Mza 34 a las redes existentes., todo esto sin resentir el servicio de la Colonia Rural Nueva Esperanza.

También se propuso una próxima reunión a realizar en 15 días para dialogar sobre avances de la obra, reforzar el agua potable y no potable suministrada a través de los camiones, realizar una prueba de calidad de agua potable llevada.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios