Terminó la pandemia y comienzan a aumentar los casamientos en Neuquén

Desde la dirección de Registro Civil de Neuquén anunciaron que las cifras de matrimonios y uniones convivenciales se están acercando a las registradas en 2019.

Los matrimonios y las uniones convivenciales en Neuquén fueron recuperando sus cifras previas a la pandemia. Desde enero a noviembre del año pasado, un total de 2.174 personas se casaron y 3.114 se unieron. Una particularidad que se mantiene desde al menos 2018, es que la mayoría de los contrayentes eligen los meses de febrero y noviembre para celebrarlo.

Con el paso del tiempo las cifras que lleva la dirección provincial de Registro Civil fueron variando, siendo la unión convivencial el modo más elegido por las parejas en los últimos años. En los meses de enero a noviembre de 2022, se casaron 534 personas más que durante ese mismo lapso en 2021 y se unieron 810 parejas más que en ese mismo año.

Los datos cayeron durante la pandemia por Covid-19 debido al aislamiento social preventivo y obligatorio que comenzó en marzo de 2020. Por eso, febrero fue el mes que más casamientos registró con 274, mientras que en abril no se realizó ninguno.

El año anterior que febrero tuvo muchos casamientos fue en 2018 con 284. Luego la tendencia marcó a noviembre como el mes más elegido, con 269 durante el 2019, 275 matrimonios en 2021 y 259 el año pasado. Otra tendencia que resulta interesante, es que los meses de la temporada otoño-invierno son los menos elegidos por quienes se casan, pero sí por los que se unen.

Los casamientos en cuarentena

En 2022, agosto fue el mes más elegido por las parejas con un total de 346, mientras que febrero fue el mes que menos uniones se realizaron. El año anterior también fue en invierno donde más parejas se unieron, con 284 en julio, y enero fue el mes que menos eligieron, con 136 uniones. Si bien hasta noviembre del año pasado se unieron 3.114, según los datos de los últimos años, aún no se supera la cantidad de uniones que se celebraron en 2018, cuando 4.091 parejas decidieron juntarse.

El 15 de julio de 2010, en nuestro país se sancionó la ley de matrimonio igualitario y pasó a ser la primera región de Latinoamérica en reconocer y garantizar este derecho. Desde entonces, varias parejas celebraron su matrimonio y, los datos de los años 2021 y 2022 también marcan más uniones que casamientos.

El año pasado, 22 parejas dieron el sí, mientras que en 2021 lo hicieron 13. En el caso de las uniones igualitarias, hasta noviembre del 2022, fueron 25 quienes celebraron el hecho, unas seis más que el año anterior. Al menos entre estos dos años no se marcó ninguna tendencia en cuanto a la elección sobre en qué estación realizar el evento. Durante 2022, los meses que más matrimonios igualitarios se celebraron fueron septiembre y noviembre, con cinco y seis casamientos. El año anterior se mantuvo noviembre entre los más elegidos, con cuatro celebraciones, y julio con tres.


De nombres, apellidos y derechos de los recién nacidos


La directora del Registro Civil de la provincia de Neuquén, Mariana Nuñez, explicó que recién con la ley N°18.248, sancionada en 1969, se comenzó a regular legalmente el uso de nombres y apellidos para la inscripción de los recién nacidos.

En esos tiempos se usaba el apellido paterno, con la posibilidad de anotar al hijo con el apellido compuesto del padre o adicionando el materno en segundo lugar.

Recién con la sanción de la ley de matrimonio igualitario se introdujo un cambio respecto a esto, ya que, “se estableció el principio de autonomía de la voluntad en materia de asignación de los apellidos”.
Nuñez detalló que las parejas homosexuales podían elegir qué apellido ponerle y que, en caso de estar en desacuerdo, se determinaba según el orden alfabético.

Sin embargo, esta autonomía quedaba limitada a los matrimonios igualitarios. “No sólo se mantuvo la desigualdad entre el hombre y la mujer, sino que se sumó una nueva desigualdad”, aseguró la funcionaria provincial.

En agosto del 2015 entró en vigencia el nuevo Código Civil y Comercial, con el cual se comenzó a regular el uso de los apellidos a través del artículo 64. “De esa forma se culmina con la primacía del apellido paterno privilegiando la autonomía de los progenitores”.

Ahora son ellos quienes pueden decidir si usar el apellido de la madre, del padre o ambos. En Neuquén ya hay familias que se acercaron a adicionar el apellido materno, mientras que otras lo utilizan en primer lugar. En cuanto a la elección de los nombres para los recién nacidos, también la reglamentación se flexibilizó permitiendo incluso nombres que no definen género.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora