Violencia de género: aumentaron las situaciones graves que llegan a la Línea 148 de Neuquén

Crecieron un 4,1%. Hubo 44 mujeres en riesgo de femicidio. Los casos nuevos ingresados que necesitaron seguimiento pasaron de 23,9% a 44,3%. Los cambios de la gestión Figueroa.

Los nueve femicidios que ocurrieron en Neuquén en lo que va del año representan la forma más extrema de violencia de género, pero no fueron episodios aislados. Según las estadísticas de la Línea 148, entre el 1 de diciembre de 2022 y el 30 de noviembre de 2023, las situaciones de emergencia, mujeres que se encontraban en inminente riesgo de vida, crecieron un 4,1% respecto del mismo período del año anterior.

La Línea se creó en diciembre de 2016. Es gratuita y confidencial. Actualmente tiene 15 operadoras en la atención telefónica -hay dos vacantes por cubrir- que reciben los llamados las 24 horas, ofrecen contención, brindan información y evalúan el riesgo. Algunas situaciones son prioritarias, que no implican peligro para la integridad psicofísica de la persona o su entorno familiar, y otras de emergencia. Estas últimas son clasificadas como código A y fueron el 14,3% del total.

Dentro de este universo hay una subcategoría: las registradas como «riesgo de femicidio» que constituyeron el 8,8% de las código A. Si lo pasamos en limpio: este año hubo 44 mujeres con indicadores que las ponían en inminente peligro de vida, ya sea por la periodicidad de los hechos o por la gravedad de los mismos, que podrían haber terminado en un crimen y no ocurrió por una circunstancia externa.

Soledad Crespín, directora de la Línea, explicó a Diario RIO NEGRO que estos datos están relacionados directamente con el crecimiento de las situaciones de seguimiento, que son aquellas en las que las operadoras identifican escenarios graves de violencia y que necesitan otro tipo de acciones (recomendaciones, derivaciones, informes).

El año anterior habían requerido seguimiento 23,9% del total de los casos nuevos ingresados al servicio, este año fueron el 44,3%.

El mayor flujo de derivación -el 60,1%- es a organismos del Poder Judicial.

Crespín aclaró que comunicarse con la Línea no equivale a hacer una denuncia, sino que es “una puerta de ingreso” en la que se escucha a las mujeres y ellas definen qué hacer.

«La denuncia es un derecho, no una obligación. Es parte de un proceso. A veces para las mujeres víctimas de violencia hacer la denuncia formalmente, por los canales institucionales habilitados para eso como son la policía y la oficina de violencia del Poder Judicial, les lleva un tiempo. Muchas veces ese proceso no se inicia con la denuncia. Entonces decimos «si llamas a la Línea no significa que estas denunciando». Nosotros lo reforzamos mucho cuando llama alguien por la persona víctima: amiga, familiares, compañeras de trabajo, vecinas», agregó.


Por fuera del sistema de protección


Ninguna de las víctimas-adultas y adolescentes-que fueron asesinadas en contextos de violencia de género en 2023 en la provincia se habían comunicado con la Línea 148. Esto significa que el Estado no había registrado esas alertas, ya sea por ellas o por otras personas que dieron aviso.

«Un hombre no se despierta un día y decide matar a la mujer o a la exmujer. Culmina con el ejercicio más grave de violencia que es la muerte», afirmó Crespín. Dijo que el desafío es «cómo hacer para llegar a más mujeres que estén en ese nivel de riesgo».

A partir del 10 de diciembre, con la administración de Rolando Figueroa, la Línea 148 dejó de estar bajo la órbita del ministerio de Mujeres y Diversidad– hoy con un nuevo formato que incluye Desarrollo Humano y Gobiernos Locales- y pasó a la subsecretaría de Riesgo que pertenece a Jefatura de Gabinete.

«La decisión que tiene esta gestión de gobierno es que las líneas de atención que haya para la población estén dentro de una misma organización ministerial», afirmó la directora.

El 6 de septiembre pasado se sancionó la ley 3390 que jerarquizó este servicio. Establece que el gobierno debe garantizar conectividad, accesibilidad y disponibilidad gratuita a la Línea en todo el territorio de la provincia.

La 148 recibe además, desde 2021, los llamados que se hacen todos los días, feriados y fines de semana después de las 16 horas a la Línea 102, enfocada en la atención al maltrato y abuso sexual a niños, niñas y adolescentes. Es la segunda población con mayor cantidad de ingresos, después de las mujeres: este año representaron el 21,7% del total.

Crespín planteó con preocupación el hecho de que en noviembre pasado las integrantes de la Línea 144, que brinda contención y asesoramiento a mujeres y personas del colectivo LGBTI+ de todo el país, hayan recibido amenazas de bomba que las obligó a desalojar el edificio y dejar de atender el teléfono. “Si los equipos que trabajan con violencia reciben este tipo de situaciones cómo no va a quedar habilitado cualquier otra forma o ejercicio de violencia para las mujeres víctimas”, sostuvo.

El dato

15
operadoras tiene hoy la Línea para garantizar el servicio las 24 horas. Hay dos vacantes que requieren ser cubiertas.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios