Puerto Deseado, la ciudad de Santa Cruz que quiere encabezar el ránking de los cruceros australes

El destino patagónico hoy recibe dos cruceros al año, pero ya está comenzando a incrementar ese número. Para eso apuesta a sumar circuitos que permitan disfrutar de la fauna marina de la zona y de la fascinante historia de la ciudad

Puerto Deseado, la hermosa ciudad costera de Santa Cruz, está buscando incrementar la llegada de cruceros, apostando a la creación de una mayor cantidad de circuitos que permitan disfrutar a pleno de la diversidad de su fauna marina y de la historia que se respira a cada paso al recorrer el lugar.


Hasta hoy las grandes embarcaciones llegan con sus contingentes al menos dos veces al año, y en la mayoría de los casos cuentan con una tripulación de 200 personas (entre viajeros y personal de a bordo).
Sin embargo la idea es incrementar esos arribos y apuntar a la llegada de naves con 600 u 800 pasajeros.

Para eso aspiran a sumar actividades que permitan una rotación del público, que podría pernoctar incluso en el destino para disfrutar de excursiones embarcadas y visitar puntos donde la naturaleza reina con su despliegue de animalitos y sitios increíbles, como grutas e islas asombrosas.

En marzo ya recibieron la visita de dos cruceros, y se aguarda que ingresen más en lo que resta del año


De hecho la ciudad acaba de celebrar la finalización de un mes récord, porque en marzo llegaron dos cruceros (el Silver Wind y el World Voyager). Eso entusiasma a todos porque ya se está materializando el aumento de ingresos de naves turísticas.


«Es toda una noticia, y seguiremos trabajando en sumar recorridos que inviten a los que lleguen a disfrutar a pleno de todo lo que Deseado tiene por descubrir» dijo José Pezzano, que es el subsecretario de turismo.

Uno de los mayores atractivos, los pingüinos de penacho amarillo. Se accede a verlos mediante una excursión embarcada


Entre las opciones con las que cuenta el destino se destacan los paseos para conocer el hábitat de los pinguinos magallánicos y los de penacho amarillo, esa especie que parece tener cejas de color bien vivo, que le dan un toque simpático a su fisonomía.


Sus múltiples museos y lugares históricos (como la estación del ferrocarril, que está constituida en piedra y fue declarada de interés nacional) son sólo algunos de los puntos de visita obligada. Para agendar y programar un viaje a ese destino patagónico imperdible.

La estación de trenes. Un edificio emblematico


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora