Solidaridad forzada



Neuquén

El gobierno ha decidido aplicar una mayor carga tributaria sobre los sectores que trabajan en blanco y tienen propiedades con el argumento de que ahora se aplicará la solidaridad en vez de la meritocracia.


Para empezar, la solidaridad es un acto voluntario. Alguien hace solidaridad con el fruto de su trabajo, con su tiempo, es decir con algo que le pertenece para ayudar a otro. Ahora, hacer solidaridad con el dinero de otros lejos está de ser un acto de solidaridad.


La dirigencia política trata de hacernos creer que ellos tienen el monopolio de la solidaridad y el resto de los habitantes somos personas con malos sentimientos que solo podemos ser solidarios por la fuerza. Es decir, el Estado cobrándonos más impuestos para repartir entre quienes los políticos consideran que deben recibir el fruto de nuestro trabajo. Ellos son solidarios y el resto somos un montón de malas personas.


El primer dato a tener en cuenta es que, en todo caso, la misma dirigencia política podría haber mostrado solidaridad bajando el gasto de la política para distribuir entre los que menos tienen.


Pero además, todo indica que cuánto más gasta el Estado en lo que se denomina gasto social hay más pobreza, desocupación y problemas de educación.


Joaquín Bertrán
DNI 5.433.822


Comentarios


Solidaridad forzada