Sólo queda un detenido de la última banda narco desbaratada en Roca

Nueve personas estaban tras de las rejas acusadas de integrar una organización dedicada a la venta de droga, pero ocho ya recuperaron la libertad. La Cámara Federal revocó la prisión preventiva que había dictado el juez Hugo Greca. El búnker que usaban fue destruido a principio de este mes.



Tres operativos se realizaron en el búnker que fue destruido.

Solo queda un detenido de los nueve sospechosos de integrar la última banda narco que desbarató la Policía de Río Negro en el norte de Roca y cuyo búnker fue destruido a principio de este mes por la Justicia Federal.
El sujeto se llama Gerardo Madueño de 42 años y está acusado de ser el líder de la organización. También está imputada su pareja Silvana Gelvez, su papá Roberto y su primo Marcelo, todos por tenencia de droga con fines de comercialización, realizada por tres o más personas.


El juez Federal Hugo Greca les había dictado la prisión preventiva pero según fuentes cercanas a la investigación, la Cámara Federal revocó esa medida y podrán esperar el juicio sin estar tras las rejas. En la causa también fueron detenidas otras dos mujeres y tres hombres, en calidad de participes secundarios que recibieron la excarcelación.

El dato

9 kilos
de marihuana secuestró la Policía además de cocaína, cerca de 200 mil pesos, armas y municiones.


En cuanto a Gerardo Madueño, el abogado que lo representa Oscar Pineda, informó que recuperará la libertad si paga una fianza que fijará hoy el juez federal.


El letrado señaló que los familiares del supuesto líder de la banda recibieron la libertad porque no tienen antecedentes penales, a diferencia de Gerardo Madueño que “tiene otras causas por comercialización de estupefacientes y una condena por un homicidio”.


El búnker de droga que supuestamente ocupaban los acusados estaba ubicado en la calle Defensa al 4.000 en barrio Nuevo. Allí la Policía de Río Negro realizó dos allanamientos y otro las fuerzas federales. En el último procedimiento que llevó a cabo la Delegación de Toxicomanía de Roca, se detuvo a seis varones y tres mujeres. Además se secuestraron nueve kilos de marihuana y plantas de más de dos metros, cocaína, cerca de 200 mil pesos, armas y municiones.

También investigaron a los proveedores

La casa que destruyó la Justicia Federal en el norte de Roca fue allanada tres veces entre octubre del año pasado y mayo. En el último operativo se secuestró la droga y se detuvo a los integrantes de la supuesta banda. De esta causa se investigaron a los proveedores por separado y a fines de mayo en las terminales de ómnibus de Roca y Neuquén detuvieron a un hombre y dos mujeres, sospechados de abastecer a búnkers de venta de estupefacientes al menudeo que funcionan en ambas ciudades.
A una de las acusadas le impusieron una fianza de $30.000 para recuperar la libertad en estos días.


Comentarios


Sólo queda un detenido de la última banda narco desbaratada en Roca