Logo Rio Negro

Sopa de espinacas, arvejas y kale ¿te va?

Todavía la temperatura no sube lo suficiente como para abandonar este tipo de recetas. La sugerencia es de Laura Sujoy (@laurasujoy).




#
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Ingredientes:
- 1 paquete de espinacas congeladas chico o 4 atados de espinaca
- 1 paquete de arvejas congeladas o 250 g de arvejas naturales
- 1 atado de kale
- 2 cubitos de caldo de verdura
- 1 litro de agua aproximadamente

Cualquier época del año es buena para una rica sopa casera.

Preparación

Si las espinacas son congeladas, saltealas en una sartén hasta que estén sequitas. Si son naturales, sacales las partes duras y lavalas. Luego saltealas en una sartén casi sin agua, se van a achicar mucho (que queden secas, no llenas de agua).

Herví las arvejas (si son naturales van a tardar un poco más de tiempo en quedar bien blandas). Lavá el kale, sacale las partes duras y ponerlo a hervir. Tardará unos 40 minutos, igual controlalo. Por último prepará el caldo. Lo vas a utilizar tibio.

Una vez que tenés todo listo, hacés la sopa. Con una minipimer o con una licuadora licuá todo hasta que quede un puré espeso. Agregá de a poco el caldo tibio y con la minipimer o licuadora hacé que se integren los ingredientes. En ese momento probá si es necesario agregar sal y/o pimienta. La cantidad de caldo que utilices hará que la sopa sea más espesa o más líquida.

Sugerencias
- Podés llevar a la mesa junto con la sopa caliente queso rallado, cuadraditos de pan tostados con un poco de aceite y crema.
- La sopa se puede guardar en la heladera tapada 4 días. También podés congelarla (es una buena opción hacer una cantidad grande y separarla en porciones).


Temas

Recetas sopas

Comentarios


Sopa de espinacas, arvejas y kale ¿te va?