Subrogar genera fuerte suba salarial en la Justicia

El STJ detalló montos. Debate sin acuerdo por los MIG.



#

Barotto informó que presentó proyectos junto a la procuradora Piccinini para revisar el esquema de bonificaciones en el Poder Judicial.

El pago de subrogancias determina fuertes subas en los haberes de jueces y funcionarios de la Justicia. Ese reconocimiento puede superar los 16.000 pesos.

Mientras tanto, otros adicionales en la remuneración judicial, los MIG (Medición e Indicadores de Gestión), siguen en revisión porque no existe un criterio común para su reformulación por parte del STJ.

El flamante juez Sergio Barotto informó ayer haber elaborado –con la colaboración de la Procuradora, Liliana Piccinini– proyectos de resoluciones “para la revisión integral del sistema de bonificaciones salariales”, como los MIG, y también la publicación de los nombres de jueces, funcionarios y empleados que cobran ese adicional. Precisó que esas iniciativas fueron tratadas, en dos ocasiones, en el STJ pero que todavía no se logró un acuerdo en el cuerpo.

Por otra parte, Barotto precisó el monto de su asignación bruta, ya que “Río Negro” lo incluyó en la nómina de los sueldos “top” con un monto estimado en 50.0000 pesos, ya que los registros de abril aún no lo consignaban porque no estaba todavía en funciones. El magistrado entregó el recibo de junio, que detalla un bruto de $ 43.441,94, con “descuentos” por $ 6.993,71. De esta manera, indicó que cobró de $ 36.448,23 “de bolsillo” y agregó el recibo del aguinaldo proporcional por $ 5.587 brutos ($ 4.693 netos).

Como ya se publicó, dos tercios de los haberes mayores a $ 40.000 que paga el Estado rionegrino son judiciales. Se registran 250 remuneraciones que superan los $ 20.000. Un 15% del personal del poder está por encima de ese monto.

No obstante, la planta legislativa lidera esa participación ya que un 20 por ciento tiene una asignación por encima de los 20 mil pesos brutos. El listado de abril existente en Anses al que accedió “Río Negro” evidencia la primacía remunerativa de la Justicia, a pesar de disparidades internas.

En su nota, Barotto también trasladó algunas “consideraciones” de magistrados o funcionarios mencionados, aceptando los montos pero explicando las razones de esas percepciones. Aclaró que dos camaristas –Miguel Gaimaro Pozzi y Silvia Baquero Lazcano– alcanzaron en abril brutos de $ 43.780,01 y de $ 42.672,38 porque tienen incluidos ajustes retroactivos, precisando que sus totales fueron de $ 40.563,50 y $ 39.508,49, respectivamente.

Asimismo, el vocal del STJ explicó que el camarista Carlos Salaberry alcanzó un bruto de $ 57.042 en abril al incluir “subrogancias legales” por $ 13.363,95. Mencionó que su “salario total real es de $ 43.678,51.

Se precisó que “un juez subroga (reemplaza temporalmente) a otro, se le paga por dicha tarea “extra” un tercio del cargo subrogado, es decir, que el Poder Judicial –también temporalmente– se ahorra dos tercios del salario en cuestión”.

Barotto incluyó el detalle de otros haberes con ese reconocimiento: Ernesto Rodríguez registra $ 54.084,68, pero incluye $ 13.049,50 de subrogancias; Juan Lagomarsino con $ 12.892,28 de subrogancias entre los $ 53.815,81 brutos; Roberto Maturana con $ 6.720,63 sobre $ 50.642,49; Rubén Norry con $ 10.791,12 sobre $ 45.323,21; y Emilio Stadler con $ 9.661,82 de subrogancias entre los $ 40.940,02 brutos.

Las sumas principales por el pago de esas “tareas extras” alcanzan al juez Víctor Camperi con una asignación de $ 48.185,62, de los cuales $ 16.464,31 pertenecen a subrogancias. Otro caso pertenece al secretario de la Procuración, Ramón Castro, que registra un bruto de 45.909,08 pesos, que incluye 11.005,60 pesos por la cobertura de otra secretaría vacante. Ese nivel de reconocimiento colisiona con otras remuneraciones, cuando un juez penal –Guillermo Bustamante– tiene una asignación de 23.715 pesos o una fiscal –Daniela Zágari– registra 25.576 pesos, siempre brutos. (AV)


Comentarios


Subrogar genera fuerte suba salarial en la Justicia