Sueldos en el Estado: silencios e incómodas respuestas ante una ley incumplida

En la Legislatura y en el STJ no quisieron opinar sobre la frustrada equiparación de haberes y la creciente brecha entre la Justicia y los otros poderes. Carreras dijo que el tema “no merece demasiado debate”.



Palmieri, Carreras y Zaratiegui. La gobernadora defendió el criterio aplicado por el Ejecutivo.

Palmieri, Carreras y Zaratiegui. La gobernadora defendió el criterio aplicado por el Ejecutivo.

Pocas respuestas surgen de las máximas autoridades rionegrinas cuando se pregunta por la brecha entre los salarios de los tres poderes del Estado.

Para la titular del Poder Ejecutivo, el incumplimiento a la ley que establece la equiparación de los sueldos del gobernador, el vicegobernador y los jueces del Superior Tribunal de Justicia “no es un tema de agenda”.

Más allá de la incomodidad ante el tema, Arabela Carreras contestó las preguntas formuladas por RÍO NEGRO. El presidente de la Legislatura, Alejandro Palmieri, no respondió los llamados a su teléfono y envió un escueto mensaje luego de gestiones realizadas ante sus asesores de prensa. Y la jueza del STJ, Adriana Zaratiegui, se excusó indicando que “no es una opinión que deba emitir un solo vocal por más que esté en ejercicio de la presidencia”.

RÍO NEGRO publicó hoy que la masa salarial del Poder Judicial creció un 66% durante el año pasado, liderando el ranking de la evolución de los haberes públicos.

El dato es relevante porque la Justicia no sólo actualizó sus sueldos con porcentajes mayores al Ejecutivo y al Legislativo durante el último período, sino que viene haciéndolo todos los años y la diferencia entre las remuneraciones de los tres poderes creció en forma notable.

Es así que un juez del STJ gana entre 430.000 y 480.000 pesos netos mensuales, duplicando los 215.000 pesos del vicegobernador y superando en más del doble a los 200.000 pesos de la gobernadora.

Esa disparidad contradice el texto de la Ley 4.717, que a fines del 2011 estableció que los titulares de los tres poderes debían percibir igual remuneración.

RÍO NEGRO entrevistó la semana pasada a Carreras y le preguntó si consideraba necesario aplicar esa normativa para ordenar el esquema salarial del Estado.

“La ley no está aplicada. Es muy difícil. Cuando empezamos a hablar de salarios las miradas son de lo más variado. Se va haciendo lo que se va pudiendo. Intentamos -no nosotros, en realidad es un decreto de Alberto Weretilneck- equiparar los sueldos de los funcionarios a los salarios docentes. Elegimos esa escala y no se aleja mucho de lo que están cobrando los trabajadores. De hecho, hay trabajadores que ganan más que muchos funcionarios y que el gobernador. No nos alejamos tanto y vamos logrando que alguien quiera venir a ser funcionario porque es un desafío. Creo que no merece demasiado debate. No pusimos en vigencia la ley Soria, no la derogamos tampoco”, respondió la gobernadora.

P: ¿Están pensando en derogarla?

R: En realidad no es un tema de agenda. No estamos pensando en eso, estamos pensando en resolver problemas, estamos pensando en estar acorde al contexto y se pone en el tema de agenda cosas que para el gobierno no lo están. Por allí el verano nos lleva a buscar algunos temas …la verdad ni me acordaba de esa ley.

P: ¿El Poder Ejecutivo evalúa en todo caso el tema salarial en el resto de los poderes?

R: No, la cuestión salarial es el resultado de muchas variables… de historia. Lo ideal sería que todos ganaran más, que nosotros pudiéramos tener una provincia mejor y que cada trabajador tuviera lo máximo posible.

P: Era otro contexto cuando se aprobó la ley, en la corta gestión de Soria.

R: Sí. No era un buen contexto económico, estábamos mal en ese momento. Pero el tema depende de la visión de cada uno y de lo que se pueda ir avanzando en conjunto. Yo estoy muy contenta de que los salarios de los trabajadores del Estado, no solo del Ejecutivo sino del Legislativo y del Poder Judicial, hayan sido una prioridad para el gobierno estos ocho años. Hemos recompuesto no sólo salarios sino derechos en general. Ese es un objetivo de mantener y mejorarlo. Cuando nos sentamos con los gremios hay muchos temas de agenda que tiene que ver con derechos, con bienestar laboral y también con salarios. Esto va a seguir así.

.

“No es una opinión que deba emitir un solo vocal”, dijo Zaratiegui

La presidenta del STJ, Adriana Zaratiegui prefirió no opinar sobre la política remunerativa.

Frente al pedido de RÍO NEGRO, la jueza entendió que “no es una opinión que deba emitir un solo vocal por más que esté en ejercicio de la presidencia” sino que corresponde el posicionamiento del tribunal “en pleno”. Sus miembros perciben haberes entre 430.000 y 480.000 pesos.

Quienes sí decidieron fijar postura fueron los referentes del gremio de trabajadores judiciales de la provincia.

Frente a la nota periodística, Sitrajur reflotó ayer su posición de revisión del reparto salarial en ese poder. Cuando el gremio habla de “redistribución de la masa nos referimos a un sistema más justo de distribución de la misma”, sentenció en Twitter su secretario general, Emiliano Sanhueza.

Palmieri y una acotada respuesta

El presidente de la Legislatura, Alejandro Palmieri, no contestó los llamados de RÍO NEGRO para conocer su punto de vista sobre la distribución de la masa salarial dentro del Estado.

Esta tarde, a través de asesores, se limitó a transmitir que "desde el 2011 la Legislatura consulta a Función Pública sobre el sueldo del gobernador y así liquida el sueldo del vicegobernador", asegurando que "no hay criterios autónomos".

La misma actitud reticente a contestar sobre la política salarial había asumido en diciembre, cuando se le requirió su postura ante la solicitud de congelamiento de las dietas en ese poder.

Ese proyecto fue presentado por el legislador de Juntos por el Cambio, Juan Martín, y hasta el momento no se conocieron acciones oficiales para darle tratamiento.


Comentarios


Sueldos en el Estado: silencios e incómodas respuestas ante una ley incumplida