Threads, la red social de Meta que compite con Twitter ya superó los 30 millones de usuarios

Así lo anunció el presidente y director ejecutivo del grupo, Mark Zuckerberg, quien fue cuestionado por Elon Musk. Los detalles y particularidades de la nueva red social que ya cuenta con celebridades entre sus usuarios.

La nueva red social de Meta para competir con Twitter, Threads, alcanzó 30 millones de abonados este jueves, menos de un día después de su lanzamiento, anunció el presidente y director ejecutivo del grupo, Mark Zuckerberg.

La aplicación, que fue lanzada el miércoles a las 23H00 GMT en 100 países y que funciona por el momento sin avisos publicitarios, es la amenaza más grande hasta el momento para Twitter, propiedad de Elon Musk, debilitado ya por diferentes razones.

«Hagámoslo. Bienvenidos a Threads», escribió Zuckerberg en su cuenta al lanzar la nueva plataforma.
«Wow, 30 millones de cuentas«, anunció el jueves poco después de las 15H00 GMT. «Se diría que estamos ante algo excepcional, pero tenemos todavía mucho trabajo por delante para construir la aplicación»

Más temprano había desafiado a Musk: «Va a llevar algo de tiempo, pero creo que debería haber una plataforma de conversaciones públicas con más de 1.000 millones de personas. Twitter tuvo la oportunidad de hacerlo pero no dio en el clavo. Ojalá nosotros sí«.

Y en su primer tuit en más de una década, publicó una meme donde se ve a un Hombre Araña señalando a otro, en una aparente referencia al parecido entre las dos redes sociales.

«Esperamos que (Threads) pueda ser una plataforma abierta y acogedora para el debate», escribió el CEO de Instagram, Adam Mosseri. «Si eso es lo que tú también quieres, lo mejor es ser amable».

La reacción de Musk ante el desembarco de Threads saltó con una amenaza de demanda horas después de su presentación.

En una carta dirigida a Mark Zuckerberg, publicada el jueves por el medio de noticias en línea Semafor, el abogado de Musk, Alex Spiro, acusó a la compañía de «apropiación indebida ilegal de los secretos comerciales de Twitter y otra propiedad intelectual».

Acusó a Meta de contratar a decenas de exempleados de la empresa de Musk que «tenían y siguen teniendo acceso a los secretos comerciales de Twitter y otra información altamente confidencial».


Un eventual revés para Twitter


Meta no había hecho una comunicación formal sobre el lanzamiento de la plataforma, que se da apenas unos días después de una nueva controversia de Twitter.

El sábado, Musk anunció un límite en la cantidad de lecturas accesibles a los usuarios de Twitter que no cayó nada bien entre tuiteros, desarrolladores y anunciantes.

La decisión hace parte de un rosario de cambios que el magnate ha implementado y que han sido mal recibidos, como las nuevas reglas de verificación de cuentas a través de un pago o el despido de casi todo el personal dedicado a la moderación de contenidos.

El lunes, Twitter además informó que la extensión TweetDeck, muy popular entre los usuarios asiduos y empresas, pronto solo sería accesible a través del plan de pago y verificación.

Meta optó por no ofrecer Threads en la Unión Europea hasta tanto se aclaren las implicaciones para la empresa y sus productos con base en el nuevo Reglamento de Mercados Digitales (DMA), que entró en vigencia a principios de mayo, según una fuente familiarizada con el tema.


El DMA busca imponer reglas específicas a las empresas esenciales de Internet, sobre todo a Meta, para evitar prácticas anticompetitivas.


Plataforma de despegue


Meta no oculta su estrategia para que su aplicación recién nacida crezca rápidamente, pues desde el primer momento decidió presentarla como un retoño de Instagram, «el producto más exitoso de la familia Meta«, recuerda Pinar Yildirim, profesora de marketing de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania.

«No podían asociar este nuevo producto con Facebook, porque ese nombre ya no le gusta a nadie».
Con más de dos mil millones de usuarios activos, Instagram le brinda a Threads una plataforma de despegue que soñarían los competidores más pequeños de Twitter, como Mastodon o Bluesky, u otros favoritos de ultraconservadores como Truth Social, Speak, Gettr o Gab.

Así, Threads permite a los usuarios de Instagram autenticarse directamente si ya tienen una cuenta para publicar contenido en la nueva plataforma.

«La ecuación es simple: si un usuario de Instagram con una cantidad significativa de seguidores, como (Kim) Kardashian o (Justin) Bieber o (Lionel) Messi comienza a publicar en Threads con regularidad, la nueva plataforma podría crecer rápidamente y creo que le seguirían los presupuestos publicitarios en un corto plazo», escribió el analista Brian Wieser en Substack.

Este jueves ya se registraban cuentas activas de Threads de celebridades como Jennifer Lopez, Shakira, Hugh Jackman o Jack Black, y de medios como The Washington Post y The Economist.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora