Treinta años en cartas que se convirtieron en un libro





LAS GRUTAS (ASA).- Durante muchos años, la realidad que cotidianamente reflejan los medios gráficos fue la fuente de inspiración de Aída Verbeque, que en el espacio que los periódicos destinan a la publicación de las cartas de lectores encontró el lugar ideal para dar rienda suelta a lo que terminó convirtiéndose en una vocación literaria.

Son esas reflexiones epistolares acuñadas a lo largo de 32 años las que se compilaron para dar forma a un libro, que es literalmente un repaso de los hechos más trascendentes que tuvieron lugar entre diciembre de 2005 y diciembre de 2008, vistos desde la óptica de esta profesora de lengua nacida en Maquinchao y radicada en Las Grutas.

«Política, educación, temas sociales, todo eso era lo que me movilizaba y generaba un sinnúmero de reflexiones que tenía que compartir, y elegí hacerlo a través de cartas, ese género casi en desuso por el avance de la tecnología y que desde la primera misiva enviada a un diario se convirtió en un canal muy fuerte de comunicación con otros lectores» relató Aída.

Tan fuerte e inesperada fue la repercusión desatada por las cartas publicadas que la escritora agradece en el prólogo de ´liberen al señor sistema´ (el libro recientemente presentado en la villa) el estímulo de decenas de lectores qué, como hoy ocurre a través de los foros de Internet, compartieron durante mucho tiempo a través de escritos enviados a la sección en respuesta a sus misivas o directamente a vuelta de correo, sus pareceres acerca de distintos acontecimientos.

«La mayoría de las cartas fueron publicadas por este medio (diario Río Negro), que allá por 1994, cuándo salió la primera que escribí, nos dedicaba a los lectores en la parte inferior izquierda de una página un espacio en el que sólo entraban dos o tres textos cortos, por eso debo agradecer en nombre de todos los que utilizamos esa vía de expresión el buen criterio de la editorial que hizo que la sección creciera notablemente en extensión» apuntó Verbeke.

Contenta por el lanzamiento de su primer libro, la escritora expresa sin embargo qué «por ahora, aunque me apasiona la carta como género, dejé de mandar escritos a los medios porque siento que me veo reflejada en las opiniones de otros lectores».


Comentarios


Treinta años en cartas que se convirtieron en un libro