Un atraso en la entrega de gasoil dejó a pie a 20.000 neuquinos

El intendente Horacio Quiroga se disculpó con los usuarios y anticipó que evaluará una multa. Las críticas apuntaron a la empresa y al jefe comunal.



1
#

En punto muerto. La empresa aseguró que debió retener al menos 50 coches para racionalizar la carga de combustibles y amortiguar los costos de comprar en surtidor.(Foto: Fotos Juan Thomes )

2
#

En marcha. Pasadas las 14 el servicio comenzó a normalizarse sumando más unidades a los recorridos.

Alrededor de 20 mil pasajeros la pasaron mal ayer durante las primeras horas de la mañana, cuando quisieron tomarse el colectivo para ir a trabajar. El camión que abastece diariamente de combustible a las unidades no llegó a tiempo a la base de Autobuses Santa Fe y casi el 90% de los colectivos –según estimaciones del municipio– no pudieron salir a la calle.

La empresa resolvió enviar a los choferes a abastecerse de gasoil en las estaciones de servicio de la ciudad, pero la normalización de la prestación demandó casi todo el día. Unos 15 mil litros debieron comprar en los surtidores capitalinos.

Desde el municipio se envió a los inspectores hasta la sede de Autobuses Santa Fe a labrar actas de constatación y luego de recibir el descargo de la empresa, evaluarán si es pertinente la aplicación de sanciones. El intendente Horacio Quiroga pidió disculpas a los usuarios y anticipó que podrían caber sanciones de entre 30.000 y 100.000 pesos (ver aparte).

El inconveniente ocurrió cuando todavía duran los coletazos de la auditoria realizada por la Universidad Nacional del Comahue (UNC) que reveló infinidades de falencias en cada uno de los ítems del servicio. Los usuarios se enfurecieron cuando luego de esperar en las garitas por varios minutos se enteraron que el colectivo no iba a pasar o que pasaría con un importante retraso.

El horario más caótico fue entre las 6 y 8, horario de ingreso a lugares de trabajo y colegios.

Fueron 20.000 personas sufrieron las consecuencias de la ausencia de los colectivos amarillos en las calles y las paradas se vieron desbordadas de usuarios enojados. La situación podría haber sido mayor si no hubiera sido porque ayer las escuelas no dictaron clases al estar programadas las jornadas institucionales.

El delegado de los trabajadores, Raúl Araya explicó que el martes por la noche debía llegar a la base el camión con los 6.000 litros de combustible diarios que necesita la flota para circular por la ciudad. Pero por problemas mecánicos el vehículo no llegó y ayer a la madrugada los micros no pudieron salir a cumplir las frecuencias.

Elio Canalli, director de tráfico de Autobuses Santa Fe informó que la empresa resolvió enviar a sus choferes a cargar combustible en las estaciones de servicio de la ciudad para luego incorporarse a sus propios recorridos. “Con esta medida poco a poco se va restableciendo el servicio, pero es lento el proceso”, agregó el representante de la firma.

Por su parte el gerente general de la firma, Leandro Franco, aseguró que ayer por la tarde recibieron una carga y esperaban la segunda y tercera para cerca de la medianoche y la madrugada de hoy. “Es combustible que compramos el viernes y lunes, por problemas se atrasó pero ya está solucionado”, dijo.

Por su parte el subsecretario de Tránsito y Transporte del municipio, Fernando Palladino, consideró lamentable la situación e informó que los inspectores de tránsito labraron actas de constatación de la suspensión del servicio. “Analizaremos cuáles son los pasos a seguir, se le dio traslado a la empresa que tiene que hacer su descargo y en función de eso se resuelve si cabe una multa y cual será su monto”, dijo Palladino.

Quiroga: “Comprendo el malestar”

El intendente Horacio Quiroga pidió disculpas a los usuarios por las interrupciones y ratificó que si corresponde aplicarán una multa.

“Pido disculpas por esta situación a todos los

usuarios del servicio de transporte público de pasajeros por las incomodidades producidas. Comprendo el malestar

y me sumo en este sentimiento de disgusto”, dijo.

Quiroga también envió un tibio mensaje a la empresa:

“Deberá comprender que yo no voy a tolerar que esto

pase otra vez. Si bien es cierto que no ha sido una culpa directa de ellos sino de

quienes le proveen el combustible, lo que pasó

es una falta de logística y organización muy grave”, concluyó.

Andrea Ferracioli

cruzó a Quiroga

La concejal del MPN Andrea Ferracioli consideró que al intendente Horacio Quiroga solo le interesa beneficiar a Autobuses Santa Fe. Sus declaraciones surgieron tras los datos aportados por la auditoria de la Universidad Nacional del Comahue (UNC).

“La auditoría exhibió una radiografía de las falencias e incumplimientos por parte de Indalo en lo que hace a la prestación del servicio, horarios, higiene, condiciones de las unidades, algo que no nos toma por sorpresa, aunque si nos genera preocupación”, comentó la concejal.

Para Ferracioli el último incremento tarifario, del orden del 32%, otorgado evidencia una “complicidad” entre el intendente y la empresa.

“Del extenso informe se desprende que se abultan los precios previstos en la estructura de costos para generar una tarifa aún mayor del boleto”, agregó.

En números

Datos

“Al comprar de urgencia en el surtidor, Autobuses Santa Fe se ve obligada a asumir un costo del 300% por encima del habitual”.
Leandro Franco, gerente de Autobuses Santa Fe.
$ 100.000
es la multa económica máxima que podría recibir la empresa por el perjuicio que ocasionó a los pasajeros neuquinos.

Temas

Neuquén

Comentarios


Un atraso en la entrega de gasoil dejó a pie a 20.000 neuquinos