Evalúan acompañamiento policial para los colectivos

Un grupo de vecinos de los barrios 2 de Abril, Unión y 645 Viviendas exigieron respuestas tras la suspensión del servicio. El municipio estudia un mecanismo de seguridad.



1
#

La empresa MiBus decidió no mandar unidades a una zona densamente poblada.(Foto: Archivo )

2
#

El titular del grupo Semisa, Pedro Ponte, manifestó que “volvería a actuar de la misma manera”.(Foto: Archivo )

Mi Bus no quiere “llevar otra muerte en sus espaldas”

“Sostengo la decisión que tomamos de suspender el servicio luego de que una unidad recibiera un impacto de bala”, sentenció el titular del grupo sanjuanino Semisa, Pedro Ponte.

El intendente Gustavo Gennuso anunció ayer que el municipio aplicaría un apercibimiento a la empresa por la paralización del servicio, “sin avisar”.

Volvería a hacer lo mismo mañana ante una situación similar. Si la municipalidad me tiene que multar que me multe y veremos después en la justicia si corresponde o no. Pero no puedo llevar en mis espaldas un fallecimiento. Todavía no sabemos si el disparo fue de rebote o se apuntó al chofer o a un pasajero”, planteó Ponte.

Comparó el episodio del domingo pasado con una amenaza de bomba en un aeropuerto. “Primero, se evacua y después se ve. Con esta suspensión, el más perjudicado soy yo porque al cortar el servicio, dejo de recaudar. La empresa ya tuvo un antecedente en San Juan: tiraron un piedrazo a un chofer que estuvo en coma dos días hasta que murió. No quiero volver a cargar con algo así en mis espaldas”, planteó Ponte.

Desde que la empresa Mi Bus asumió el servicio del transporte urbano de pasajeros en febrero, se han registrado 7 hechos de vandalismo en las unidades por los que se radicaron 5 denuncias.

El municipio ya acordó un protocolo de actuación ante cualquier emergencia en la reunión que se llevó a cabo ayer por la mañana.

“Ahora, se va a implementar un plan de acción que tendría que haber estado antes. Uno subestima la vida. Pero yo ante la vida, si tengo que perder pierdo. Dijeron que esto era un hecho fortuito. Pero si disparaban 10 centímetros más abajo, le daban al tanque de combustible y explotaba todo. Más arriba, mataban a su pasajero. Esto más que vandalismo fue un hecho criminal”, señaló Ponte.


Un barrio sin colectivos tras un ataque a balazos

La empresa a cargo del transporte urbano decidió dejar de prestar su servicio en la Línea 81. Un nuevo ataque contra una de las unidades terminó por desatar una resolución que deja sin el servicio de colectivos a todo el barrio Unión.

“Necesitamos garantías de que estos actos de vandalismo y delincuencia no vuelvan a suceder”, explicaron los responsables de MiBus a través de un comunicado. La decisión se tomó luego de que uno de los colectivos fuera atacado a balazos en horas de la mañana.

Desde la empresa detallaron que se realizaron varias exposiciones ante las autoridades por los continuos actos de vandalismo pero, ante la falta de respuestas, se decidió suspender ese recorrido “hasta que nos den absoluta seguridad”.

“Somos conscientes del perjuicio que ocasiona a los usuarios”, indicaron y, luego de pedir las disculpas del caso, la firma aseguró que es lo “único que podemos hacer” para no lamentar víctimas fatales.


Comentarios


Evalúan acompañamiento policial para los colectivos