Un comedor sin terminar que no se sabe cuánto costó

Desde hace tiempo en la escuela rural "La Parra" esperan contar con el espacio físico. Los docentes y padres quieren saber los números y cómo se está haciendo la obra.



CINCO SALTOS (ACS).- Hace dos años que los chicos de la escuela rural "La Parra" de Cinco Saltos esperan contar con el comedor que está en construcción, en tanto los docentes y padres quieren no sólo que finalice la obra, sino que se esclarezca cuánto costó y cómo se está haciendo.

La escuela primaria 132, que lleva el nombre de "Sargento Cabral" tiene en total 175 chicos, en su mayoría que vienen a estudiar desde las chacras, y sus padres son peones rurales. 172 de ellos comen diariamente en la galería de la escuela, porque el comedor que comenzó a ser levantado en el 2000 aún no está finalizado.

La directora del establecimiento, María Teresa Pujó, aseguró que la construcción -que llega hasta las paredes y el techo- estuvo abandonada desde agosto del año pasado hasta el martes, que los albañiles volvieron a desmalezar y comenzar a poner machimbre en el techo.

"No se qué pasó, a partir de la amenaza que sufrieron los padres, aparentemente activó esto, porque antes de ayer -por el martes- vinieron a sacar ventanas rotas y empezaron otra vez", dijo. Pujó aseguró que nunca se pudo conseguir la documentación de lo que se estaba haciendo en la escuela. "Cuando empiezan uno nunca pregunta, después cuando se ven irregularidades como por ejemplo materiales precarios que estaban usando, entonces comenzamos a pedir más datos y recabar información, pero nos dicen que no hay expediente, que no hay inicio ni certificación de esta obra", afirmó la docente.

Agregó que cuando vino la coordinadora de padres el año pasado a la escuela, detallaron correcciones visibles a la obra y dieron cuenta de que parte del edificio nuevo está asentado sobre un pozo ciego. "Después que vinieron esa vez, no pudieron volver a entrar", recordó Pujó al tiempo que indicó que luego de la recorrida de la coordinadora, la empresa rellenó el pozo ciego e hizo uno nuevo al lado de la construcción.

Pujó aseguró que antes, las bases fueron dispuestas inclusive sobre el pozo sin rellenar, lo cual tiene documentado en fotografías que mostró a "Río Negro".

La directiva detalló que la preocupación aumentó cuando tomaron conocimiento de que en septiembre hubo un concurso de precios para realizar la remodelación del establecimiento por 69.124 pesos; y entonces reiteraron los pedidos de explicaciones sobre los trabajos ya realizados y los contratistas.

Al ser consultado el titular de la Delegación Regional Oeste del CPE, el funcionario aseguró que la obra no estaba bajo su responsabilidad debido a que es anterior a su ingreso a la delegación, por lo que remitió cualquier consulta a Arquitectura Escolar de Viedma.

"Cuando comenzó el edificio en el 2000, tratábamos con el señor Rody Aguirre (empleado del CPE), lo recuerdo perfectamente porque tuve un cruce de palabras con él porque denunciamos que se estaba utilizando material de cuarta y pasaban facturas por material de primera. Después tuvimos que hablar con el señor Franco -en referencia a Juan Domingo Franco, de JDF Construcciones- y en ambos casos se manejaban con el mismo contratista", aseguró.

La directora detalló que la obra comenzó en marzo del 2000, la marcación se llevó a cabo después de julio y luego levantaron las paredes. "A fines del año pasado se suspendió todo, y desde agosto esto está abandonado hasta ayer a la tarde, que empezaron a machimbrar".

Pujó agregó que además de que no tienen el comedor por la falta de finalización de obra, una de las aulas de la escuela fue afectada como depósito.

Jáñez pidió explicaciones a Mázzaro

CINCO SALTOS (ACS).- La legisladora justicialista, Silvia Jáñez, solicitó a la ministra de Educación, Ana Mázzaro, que le informe la situación constructiva del comedor de la escuela de La Parra, al tiempo que advirtió que de no haber una explicación oficial "se presume de un doble concurso de precios para hacer la misma obra".

Indicó que de acuerdo a la documentación que le acercó un grupo de padres e integrantes de la comunidad escolar "pareciera que hay una doble contratación para hacer lo mismo".

La diputada justicialista destacó que se le pidió la intervención "porque prácticamente han recurrido a todas las otras instancias para pedir explicaciones de lo que está sucediendo en la escuela, y nos han ignorado".

Detalló que "la gente del CPE entra y sale a buscar cosas al lugar como si fuera un depósito" de materiales, en tanto manifestó interés en "tener claridad sobre por qué se contrata en septiembre por 69.124 pesos para una obra a la que le falta poco para terminar, me parece excesivo".

El informe solicitado a Mázzaro tiene fecha del 26 de noviembre, donde la diputada solicitó conocer el expediente administrativo por el que se definió la construcción del comedor de la escuela 132 "Sargento Cabral" conocida como la escuela primaria del paraje La Parra, en Cinco Saltos.

Pidió el monto de la contratación, adjudicación de la obra, empresa adjudicada, estado de cumplimiento del contrato y resultado de las inspecciones que fueron llevadas a cabo por personal de arquitectura escolar.

Agregó al pedido, una copia del expediente 17.701 del presente año, que luego dio origen a la resolución 2.771 del 2002 en la que se aprobó otorgar el financiamiento de rentas generales por un monto de 69.124 pesos para los trabajos en la escuela primaria. "La escuela se cansó de pedir explicaciones por esta obra que le falta terminar, incluso tengo conocimiento de una nota enviada a la Unter por parte de la Delegación Regional, en la que se le informa que no existe en la delegación documentación. Pareciera que siempre se empieza de nuevo, por eso requiero que se indique qué se contrató", finalizó.


Comentarios


Un comedor sin terminar que no se sabe cuánto costó