“Un discurso que empieza a derrumbarse”



La oligarquía empresarial y política de la argentina utilizó en la última campaña presidencial una dialéctica capciosa, donde anunciaba al capital extranjero como una especie de ungüento curalotodo, que se ofrecía gratuitamente a eliminar los males de nuestro país. Discursos ágilmente entrenados anunciaban, como si nuestra nación se tratase de una empresa, que una nueva relación con la economía internacional y la elite privada empresarial era el nuevo camino para lograr el bienestar social del pueblo argentino. Sin embargo, con el correr de los meses, su discurso comenzó a derrumbarse como un castillo de naipes, dejando en evidencia que sus palabras escondían lo más violento del capitalismo: una vez más el neoliberalismo maneja los hilos de nuestro país, imponiendo la ley del sometimiento al más fuerte, en la más cruel de las modalidades liberales, conduciéndonos al inevitable endeudamiento económico y social. Ante este doloroso panorama, estamos a tiempo de elegir entre dos opciones: entrar imberbes a la salvaje rueda del endeudamiento internacional o recuperar nuestra esperanza exigiendo como pueblo políticas que beneficien de una vez por todas a la clase trabajadora, tomando como elemento de lucha la bandera más importante que posee el pueblo argentino, la justicia social. O se salva el pueblo o se salvan los pequeños pero acaudalados grupos empresariales. Estamos a tiempo de decidir…

Franco Martín Figueroa

DNI 36.669.185

“Una vez más, el neoliberalismo maneja los hilos de nuestro país, imponiendo la ley del sometimiento al más fuerte, en la más cruel de las modalidades”.

Franco Martín Figueroa

DNI 36.669.185

Caviahue

Datos

“Una vez más, el neoliberalismo maneja los hilos de nuestro país, imponiendo la ley del sometimiento al más fuerte, en la más cruel de las modalidades”.

Comentarios


“Un discurso que empieza a derrumbarse”