Un ex compañero de Nora Dalmasso está en la mira de los investigadores

CORDOBA (Télam).- El abogado del viudo de Nora Dalmasso, la mujer que fue asesinada en su casa del barrio Villa Golf de Río Cuarto en noviembre pasado, aseguró ayer que un ex compañero de trabajo de la mujer se sumó a la lista de sospechosos del crimen, ya que se detectó que mantuvo comunicaciones con la víctima antes del homicidio.

El abogado Benjamín Sonzini Astudillo, uno de los representantes de Marcelo Macarrón, confirmó la aparición del nuevo sospechoso, a raíz de los resultados del entrecruzamiento de unas 65 mil llamadas telefónicas rastreadas en la zona del hecho durante la noche del crimen y los días anteriores. "Hay una persona que era compañera de trabajo de Nora cuando ella trabajaba en un banco Provincia de Córdoba, y esta persona había tenido alguna conversación telefónica. Había llamadas telefónicas en los últimos tiempos", señaló el letrado a radio Mitre de Córdoba.

El nuevo sospechoso que, según el abogado Sonzini Astudillo, "era adicto a algún estupefaciente", surgió por el entrecruzamiento de llamadas telefónicas que mantuvo "Norita" los días previos al crimen. De acuerdo a lo informado por el abogado, los investigadores hallaron la repetición de un número telefónico que mantuvo contacto con Nora.

Este nuevo giro que dio la investigación reavivó el optimismo de los investigadores y familiares de la víctima para poder esclarecer el crimen de Dalmasso, de 51 años, ocurrido el 25 de noviembre pasado en esa ciudad cordobesa. De esta forma, son cinco las personas investigadas por el asesinato de la mujer; dos abogados, un empresario y un viajante, además del último implicado a raíz de la investigación telefónica.

Sin embargo, el único imputado hasta el momento es Rafael Magnasco, ex funcionario de la Secretaría de Seguridad, quien se presentó espontáneamente ante la Justicia apenas se conoció el hecho. Magnasco tomó la decisión de presentarse por propia voluntad después de haber sido involucrado en una relación amorosa con la víctima.

Mientras tanto, los peritos en comunicaciones de la Policía de Córdoba continúan analizando más de 17.000 líneas telefónicas, fijas y móviles, desde las cuales se realizaron llamadas entre las 2 y las 6 de la mañana del día del crimen, en los barrios privados Villa Golf y San Esteban.

Por su parte, el abogado Sonzini Astudillo expresó su malestar porque dos de los fiscales, Javier Di Santo y Marcelo Hidalgo, se tomaron vacaciones en estos días, en coincidencia con la feria judicial de enero. "Me hubiese encantado que hayan quedado los tres fiscales en los días de feria", señaló.


Comentarios


Un ex compañero de Nora Dalmasso está en la mira de los investigadores