Un fin de semana a todo rock con No Somos Ángeles

La banda cipoleña vuelve a los escenarios este fin de semana con dos shows. En una entrevista con “Río Negro”, Leonardo Tapia, su fundador, analiza el pasado, presente y futuro del grupo.



Siempre lo supimos: nunca fueron ángeles. Ni en los lejanos albores de los 90; ni ahora, casi treinta años después. Formada por iniciativa de su aún hoy baterista Leo Tapia en algún lugar de Cipolletti, No Somos Ángeles tuvo un estreno tranqui: teloneros de Hermética en el gimnasio de Pacífico de Neuquén. La rompieron en todos los sentidos posibles, metafóricos y literales del verbo romper. Desde entonces, la banda sólo creció. Grabó dos discos, Mundo Agresor (1995) y No te rendirás, no te dejaré (2014), y participó de célebres jornadas heavy metaleras junto a Pappo, Horcas, O’Connor, Mastifal, Lorihen, Tren Loco, El Reloj, Rata Blanca, Almafuerte, Logos y JAF en su tributo a Riff VII, Sonata Arctica, Paul Di’Anno (primer cantante de Iron Maiden) y Tarja Turunen, de Nightwish.


Consolidados en la escena local, No somos ángeles participó de dos tributos (inter)nacionales. Uno de ellos, en 2006, a Barón Rojo, llamado El Varón vuela sobre Argentina, con el tema “Diosa Razón”. El otro, de 2012, un tributo internacional a Ronnie James Dio, en el cual la banda cipoleña es elegida por la gente para participar con el tema “Hungry for Heaven”.
Siempre activos, No Somos Ángeles estrenó, en mayo pasado, la canción “Río Negro” y su respectivo videoclip, con la actual formación: Juan Manuel Martínez, en guitarra; Daniel Zuain, en guitarra; Emiliano Rubinsztejn, en voz; y los históricos Daniel Faró, en bajo; y el propio Leonardo Tapia, en batería.

La banda tiene dos discos editados: Mundo Agresor (1995) y No te rendirás, no te dejaré (2014). “Río Negro”, su más reciente single, fue grabado bajo la producción de Rigo Quesada, en su estudio de Cipolletti.


Ahora, es el turno de volver a escena. Será mañana, en La Caja Mágica, de Cipolletti; y el sábado, en Cluster Varieté Bar, de Cinco Saltos (ver aparte). En diálogo con “Río Negro”, Leonardo Tapia habló del derrotero de la banda a lo largo de los casi treinta años de historia, del presente y de un futuro con promesas de más canciones digitales y físicas.

P: ¿Cómo era la escena del rock en los 90 y cómo es ahora en la región?
R: Cuando tenías 26 años querías llevarte el mundo por delante (risas). Ahora, con casi 27 años de banda, pensás que todo era más artesanal y sostenido por la energía propia de la banda. Hicimos todo lo mejor posible, mucho ensayo, mucha energía… La banda fue mutando porque, imagínate, que esta es la formación número 12. El nombre de la banda es lo que más me identifica, personalmente. De los que quedamos somos Daniel Faró y yo.

El 1 de mayo del 2019, la banda edita su primer sencillo para todas las plataformas llamado "Río Negro" con el debut de Emiliano Rubinsztejn en voz, y el video oficial del tema dirigido por Ber Greco.

P: ¿Y la música?
R: De los 80 a la actualidad, la música cambió. Ahora se trata de la música urbana y sigue siendo esta una región de mucho rock, de mucho metal. Llevamos esta época de la mejor manera posible. Cada vez que nos presentamos o volvemos nos tomamos un impasse y el propio público pide que volvamos… (risas).
Hicimos la apertura de temporada para un teatro. Ninguna banda de metal había tocado en el Cine Teatro Español de Neuquén, por ejemplo. Presentamos nuestro trabajo anterior en CD y en vinilo, que no es poco (risas) y pusimos todo de nosotros.

P: ¿Cómo le dirías al género musical que están tocando en la actualidad?
R: El público llama a lo que hacemos heavy metal con tendencia progresiva, con una composición más madura, mas tranqui y muy escuchable, con mucha melodía y armonía.

P: Entiendo que tienen un nuevo vocalista.
R: La presentación en La Caja Mágica va a ser de la misma manera. La idea de este show es que presentamos un cantante nuevo, Emiliano Rubinsztejn, que viene desde Trelew, así saldremos a las tablas de nuevo. Fue una búsqueda de dos años. La idea de la banda ahora es trabajar para las plataformas. Salir del karma de que no tenemos el disco físico y no es que no hay nada, nosotros avanzamos igual. Nos involucramos con un productor musical, Rigo Quesada, con el que grabamos tres temas y presentamos uno, “Río Negro”. Quedamos muy satisfechos y fueron tres días de rodaje, con 39º en febrero (risas). La sensación térmica era de 50 grados (risas). Eso es el verdadero amor al arte.

P: ¿Será el impulso para editar un disco nuevo?
R: Vamos a ir trabajando para las plataformas, pero eso sí: vamos a redondear diez o doce temas para llegar al disco, no sé en qué formato, no sé si CD o vinilo.

P: ¿Cómo van a ser los shows del fin de semana?
R: El viernes va a ser para la gente que hace mucho que nos escucha y nos quiere escuchar más tranqui. Será en La Caja Mágica de Cipolletti (Mariano Moreno 354). La otra propuesta será el sábado para quienes nos quieran escuchar de pie, acodado en una barra. Va a ser en Cluster Varieté Bar de Cinco Saltos (Av. San Martín 340).

P: ¿Ansiosos?
R: Uf! Estoy recurriendo a las gotas de Bach (risas). Por suerte tenemos todo organizado.

Las entradas para el concierto en La Caja Mágica, de Cipolletti, a $350, se consiguen en la boletería Nikel, Frineve, Universo música y Todo Música de Neuquén.


Comentarios


Un fin de semana a todo rock con No Somos Ángeles