Logo Rio Negro

El dramático relato de un guardaparque sobre cómo se combate el incendio en Bariloche

Javier Lucotti fue uno de los primeros en llegar hasta los focos y estuvo a cargo del ataque inicial. Sufrió quemaduras en los pies. Estiman que el fuego ya afectó entre 500 y 1000 hectáreas.





Los focos de incendio en la zona del lago Martin continúan fuera de control y las condiciones no favorecen los trabajo de los combatientes en el lugar. En las últimas horas, no solo aumentó la velocidad del viento sino que también baja la humedad y sube la temperatura. En este sentido, el pronóstico no es alentador y se esperan tormentas eléctricas para el próximo sábado.

El guardaparque de la Seccional Inacayal, Javier Lucotti, detalló que, en este momento, trabajan dos aviones y dos helicópteros en el lugar, junto a dos brigadas con un total de 30 combatientes.

«Son varios focos. Se trabaja en el más grande pero el problema son las condiciones climatológicas tan malas para trabajar porque se levanta mucho viento. Esta semana irá empeorando», señaló el hombre que lleva cinco años en la seccional de la costa este del lago Steffen.

Desde hace una semana, los focos de incendios avanzan en la costa sur del lago Martin, en la zona sur del parque Nahuel Huapi, una zona de compleja accesibilidad. «Es totalmente inaccesible, un lugar intangible donde no hay intervención humana. Está dentro de una reserva estricta (una categorización de Parques). Son manchones representativos para el estudio de conservación al que solo acceden guardaparques y biólogos«, detalló.

El fin de semana pasado se esperaban 40 milímetros de lluvia, pero solo cayeron entre 7 y 10 milímetros; de modo que apenas logró a aplacar el incendio.

«No tenía calzado adecuado y la topografía del lugar era complicada ya que hay mucha inclinación y muy poca superficie segura por donde caminar. Al no tener calzado, ni ropa ignífuga de incendio se complicó y me quemé los dos pies».

Javier Lucotti, guardaparque de la seccional Inacayal.

Lucotti fue quien divisó los focos de incendios y uno de los primeros en llegar la semana pasada, junto con sus colegas, Roberto Velez, Matías de la Cruz, Brian Cabrera y Danilo Tapia. «Llegamos en lancha hasta la costa del Lago Martin y desde ahí caminamos dos kilómetros y medio hasta el foco que, en ese momento, tenía unos 100 a 120 metros de largo y 80 de ancho. Hasta ese momento, eran dos focos nomás», relató.

Trabajaron durante la tarde y la noche hasta la madrugada. «Se atacó con herramientas de mano. Hicimos noche ahí con lo mínimo, sin equipo de campaña y a las 5, retomamos los trabajos. Logré llegar a la cabeza del fuego, la parte más activa por donde avanza el fuego. Pero los medios aéreos no podían llegar por el viento«, relató Lucotti que, ese mismo día, sufrió quemaduras en ambos pies.

Estiman que el fuego abarca entre 500 y 1000 hectáreas. Foto: gentileza

«No tenía calzado adecuado y la topografía del lugar era complicada ya que hay mucha inclinación y muy poca superficie segura por donde caminar. Al no tener calzado, ni ropa ignífuga de incendio se complicó y me quemé los dos pies», especificó.

Guardaparques, junto a pobladores de la zona y colaboradores de la seccional, lograron controlar un foco del lago Steffen pero surgieron otros tres que se descontrolaron y hoy, avanzan hacia el este, subiendo el cordón del cerro Santa Helena. «Todavía no sabemos la superficie total afectada pero estimamos entre 500 y 1000 hectáreas«, dijo Lucotti.

Advirtió que el viento sigue generando condiciones adversas para los brigadistas y, además, reanima los focos. «Es un lugar con mucha pendiente. La topografía es difícil ya que hay pedreros y cañadones. No es seguro y a veces, no se puede trabajar. Por eso, se prioriza la seguridad del personal«, indicó.

Estiman que el fuego abarca entre 500 y 1000 hectáreas. Foto: gentileza

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El dramático relato de un guardaparque sobre cómo se combate el incendio en Bariloche