Un petardo cambió todo

El choque entre Don Bosco-Alianza se suspendió por falta de garantías y ahora lideran el Santo y Atlético.



1
#

2
#

Diego Salazar es atendido por la enfermera de Don Bosco, pero no se recuperó y terminó en el hospital de Zapala. El partido se suspendió a los 30 minutos del PT.(Foto: Luis García )

Desde la tribuna de Don Bosco cayó la tercera bomba de estruendo que explotó cerca del marcador de punta de Alianza Diego Salazar, quien terminó aturdido en el suelo. El jugador no se recuperó, fue trasladado al hospital de Zapala y el árbitro Hugo López determinó la suspensión del partido por falta de garantía. Esa fue la secuencia cuando corrían 30 minutos del primer tiempo en la cancha de Don Bosco, donde el local le ganaba al Gallito por 1 a 0, con el gol que Luciano Huenulao había convertido cinco minutos antes. La decisión de López no fue apresurada, porque ya había caído un petardo a los 15 y el juego estuvo suspendido hasta que se recuperó un delantero de Alianza. Tres minutos después tiraron el segundo y el colegiado le advirtió a los capitanes, cuerpos técnicos y policías, que si se reiteraba la situación suspendería el juego. El tercero fue el de la vencida, porque además el capitán de Alianza no pudo recuperarse. Ahora las actuaciones pasarán al Tribunal de Penas. Por este lamentable e inexplicable hecho, los punteros hasta ayer no sumaron y en definitiva el Apertura neuquino tiene nuevos líderes. San Lorenzo que se despachó con una goleada impensada sobre Pacífico, en la propia casa del Decano, por 7 a 0, es uno de los que mandan. Tres goles de Lucas Cepúlveda en el primer tiempo prácticamente liquidaron el pleito, pero el buen funcionamiento y la superioridad del Santo siguieron en el segundo. El otro que accedió a la cima es Atlético Neuquén después de imponerse a Independiente, por 2 a 0. Jesús Mora, con un gol en cada tiempo, fue el destacado del encuentro. Otro que pegó el salto es San Patricio, que con un triplete de Gastón Maressa lo dejó sin invicto a Petrolero Argentino, al imponerse por 3 a 2. Es uno de los terceros de las posiciones. A la hora de los goles el que también se despertó fue Villa Iris, que derrotó al siempre complicado Centenario, por 4 a 0. En Piedra del Águila, Deportivo Municipal hizo pesar la localía y bajó a Sapere, que venía en levantada, con un justificado 3-1. Buena cantidad de público apoyó al equipo de la ciudad. Dos sumaron puntos, a partir de su primer triunfo. Rinconense, que sobre la hora y con polémica superó a Juventud Unida (2-1) y Patagonia, que de visitante, dio cuenta de Pérfora, por 2-0.

Gentileza

Cepúlveda metió tres en el primer tiempo y liquidó para el Santo.


Comentarios


Un petardo cambió todo