Un regalo desinteresado en el Día de la Madre

Un vecino de El Cóndor hizo el esfuerzo para que un monumento dedicado a las madres volviera a lucir como el primer día.



#

Gentileza

Una lluvia de agradecimientos cayeron sobre una publicación de las fotos en las redes sociales cuando “Miki”, en forma desinteresada y por propia decisión, al monumento a la madre que se levanta en una pequeña plazoleta de la avenida 69, en el ingreso principal.

El hombre no sólo pintó la escultura sino que también hizo un esfuerzo para que volviera a lucir como el primer día.

Los trabajos los realizó durante todo el viernes y el sábado, para que el monumento se luciera el domingo en el Día de la Madre.

El gesto desinteresado de “Miki” no sólo recorre la villa balnearia sino también en la capital rionegrina que agradecieron el gesto desinteresado de un vecino de El Cóndor.


Comentarios


Un regalo desinteresado en el Día de la Madre