Una avispa taladradora afecta al 69% de los pinos del norte de Neuquén

Un relevamiento aéreo de la zona cordillerana mostró el impacto de este insecto europeo. Del total, sólo el 20% de los árboles tiene daños importantes. Al sur de la provincia la afectación de esta plaga baja al 27%. Realizan tareas para combatir esta especie que golpea las plantaciones forestales.



Después de hacer una serie de vuelos con helicópteros se reveló que en la zona norte de la cordillera de Neuquén un 69% de los pinos estaba afectado por la avispa taladradora (Sirex noctilio) con diferentes niveles de daños y, en la zona sur, la cifra fue menor con un 27%.

El objetivo del relevamiento aéreo fue la confección de un mapa sanitario que permita diseñar un plan de manejo integral de este insecto proveniente de Europa, que es la principal plaga que ataca las plantaciones forestales en la provincia.

Su daño inutiliza la madera para la industria agroforestal. Es una avispa que se propaga rápidamente a campo y a través de la madera atacada que queda en el suelo.

Algunos números

65.000
hectáreas forestadas hay en Neuquén. Es la provincia con mayor superficie de toda la Patagonia.
80%
de los rodales de la zona norte presentan daños leves (menores al 10%).


En marzo a través del helicóptero de la provincia se hizo el primer relevamiento aéreo en la zona norte de la provincia. Involucró a las localidades de Las Ovejas, Andacollo, Huinganco, Manzano Amargo, Varvarco y área de influencia.

Continuó en mayo con vuelos en las plantaciones forestales de la zona centro y sur de la provincia, y abarcó las localidades de Loncopué, Aluminé, Junín y San Martín de los Andes.

Desde la subsecretaría de Producción se informó que en el norte el 31% de los rodales no presentan daño, y que un 49% presentan daños menores al 10% de afectación. El restante 20% corresponde a áreas de mayor afectación tales como Villa Nahueve y Los Llanos.

Se elaboró un itinerario donde se sobrevolaron 15.900 hectáreas forestadas que existen en el norte neuquino, y unas 53.000 en la zona sur.

En el caso de la zona sur fueron más alentadores con un 73% del total de la superficie de rodales que se encontraba sana. El 21% tienen una afectación incipiente (hasta el 5%) y sólo el 6% de la superficie se encuentra con daños leves a moderados.

Explicaron que cuando la afectación es de menos del 10% el manejo que se hace es inoculación y liberación de enemigos naturales. Si supera el 10% el nivel de daños las acciones de control incluyen tala rasa, raleo sanitario e inoculación para rodales.

Desde el área de producción explicaron que estas tareas de control se vienen realizando en conjunto con los municipios y Asociaciones de Fomento Rural.

Se trató de un trabajo en conjunto entre el ministerio de Producción e Industria y se hizo eje en el trabajo interinstitucional en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y con la participación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) y técnicos de los municipios de la región.


Comentarios


Una avispa taladradora afecta al 69% de los pinos del norte de Neuquén