Una belleza inteligente que hará conocer el Valle

Daniela Ezeiza y sus primeras impresiones: "un reinado de un año para no desperdiciar".

ROCA (AR).- "Estoy muy, pero muy feliz". Estas fueron las primeras palabras de Daniela Ezeiza, la nueva reina de la Fiesta Nacional de la Manzana, cuando habló con "Río Negro". No hacía falta que lo dijera: la sonrisa que se dibujaba en su rostro hablaba por sí sola de la emoción que sentía.

A pesar del cansancio y de las ganas que tenía por estar en su casa compartiendo este momento tan importante con sus seres queridos, Daniela accedió muy amablemente a la entrevista.

A pocas horas de su coronación, la flamante soberana manifestó que "todavía no termino de darme cuenta de lo que pasó, todo fue tan rápido que no puedo creer que soy la reina de la manzana".

Durante la mañana de ayer, el teléfono de la casa de Daniela no paró de sonar. Eran los llamados de felicitaciones de parte de sus amigos, familiares y vecinos, que estaban muy contentos porque hacía casi cinco años que una representante de Roca no era proclamada reina. Con 19 años recién cumplidos, esta hermosa joven roquense que cursa el segundo año de la Licenciatura en Sistemas de Información en la Universidad de Buenos Aires deberá alternar sus estudios con los futuros compromisos como embajadora de la manzana y de todo el Valle.

Sin embargo, tiene muy en claro que el año que dura su reinado será irrepetible, por eso "si es necesario dejar alguna materia, lo haré porque puedo recuperarla más tarde; yo sé que la experiencia como reina tiene un tiempo y el año que viene no lo voy a poder vivir", reconoció Daniela. Agregó que tratará de equilibrar las dos cosas, "sin descuidar los estudios", a los que tratará de dedicarle el mayor tiempo posible para repetir los éxitos del primer año, en el que pudo promocionar materias con muy buenas notas.

Consultada sobre cómo vivió estos tres días de festejos, Daniela señaló que "con un poco de nervios" aunque la ansiedad se hizo más fácil de sobrellevar porque "se formó un lindo grupo entre las postulantes ya que al ser sólo siete pudimos conocernos bien, todas eran muy agradables y compañeras". Sin dudas, las últimas horas antes de la coronación fueron las más duras. "Esa noche hacía mucho frío y, arriba del palco, no sabíamos si temblábamos de frío o de nervios", recordó.

"La organización de la fiesta fue bárbara, al menos desde el lado que la vivimos nosotras. Nos atendieron muy bien, tanto a nosotras como a las reinas invitadas, siempre estuvieron al lado nuestro para brindarnos su apo-yo", manifestó Daniela.

El deseo de ella para la actividad frutícola es que "toda la industria y los sectores relacionados con la manzana puedan salir adelante en esta nueva etapa de gobierno".

De esta manera, Daniela confesó sus expectativas para esta nueva etapa que comenzó ayer y en la que tratará de "representar lo mejor posible al Valle, para darlo a conocer en todos los rincones del país".


Comentarios


Una belleza inteligente que hará conocer el Valle