Una derrota previsible



MENDOZA (Especial).- Río Negro no tuvo un buen arranque en el 41º campeonato Argentino de básquet para juveniles al perder frente a Capital Federal por 75 a 63 (32 a 35) en la primera fecha correspondiente al grupo B.

El partido se disputó en el municipal “Juan Domingo Ribosqui” de Maipú y a primer turno Buenos Aires le ganó con comodidad a La Rioja por 112 a 72.

Hoy a las 19 el plantel rionegrino hará su segunda presentación ante La Rioja, con la obligación de ganar por una buena diferencia para mantenerse en carrera. A su término se disputará el clásico entre Capital y Buenos Aires.

Con una buena tarea de Schattmann, Río Negro arrancó mejor, pero su rival pudo revertir el desarrollo del juego porque tuvo mayores alternativas ofensivas y se llevó el cuarto por 21- 17.

Lo mejor de los regionales se vio en el segundo capítulo. Mildenberger se afianzó en el juego interior; Ocampos y Corazza aportaron puntos clave para meter un parcial de 18-11 y llegar con ventaja al descanso.

Pero después se le cerró el aro y Capital metió un 6-0 en los últimos minutos y en el último corte ganaba 50-45. Con Martire y Pellegrino como figuras, el ganador estiró la brecha.

Un par de triples de Schattmann (4 en total) le permitieron a Río Negro recuperar la ilusión, pero manejó mal el balón en el cierre y Capital sacó una buena diferencia.


Comentarios


Una derrota previsible