Una mochila abandonada creó alarma en Cipolletti

Estaba frente a una zapatería. Intervino la Policía, la detonó y comprobó que no tenía explosivos. Otra falsa alerta se dio en la seccional de Unter. La causa podría pasar a la Justicia federal.



#

La mochila estaba frente a una zapatería. Luego de la bomba que mató a un barrendero, en Cipolletti hay temor de que se repita.

CIPOLLETTI (AC).- Una mochila sospechosa, ubicada sobre la vereda de un comercio de la zona norte, fue detonada ayer por la policía cipoleña. El operativo, que se inició después de una llamada de alerta, mantuvo en vilo a los habitantes y comerciantes del sector hasta que se comprobó que sólo contenía una botella y un envase tetrabrik de vino. Alrededor de las siete de la mañana, la policía se enteró de la presencia de una mochila en Perú y Esmeralda y convocó a personal de bomberos y de la Regional Quinta especializado en explosivos. Se cortó el tránsito y se realizó un cordón para poder detonar el paquete. Luego de realizado el procedimiento, cerca de las 11, un nuevo llamado los convocó a la sede de la Unter, en la calle Paraguay. Allí, la presencia de un filtro de nafta preocupó a los integrantes del gremio que se encontraban en el edificio. Con una soga se traccionó el elemento sospechoso y se comprobó nuevamente que sólo se trataba de una falsa alarma. La Justicia informó ayer que Gendarmería nacional remitió el lunes los informes sobre los restos de la bomba que explotó en la Escuela de Policía y la que se encontró en la sede cipoleña de Telefónica. En el atentado que se produjo el martes 13 murió el barrendero José Domingo Maciel. En un escueto comunicado de prensa, se especificó que la jueza subrogante Sonia Martín, a cargo de la investigación, tomará en las próximas horas nuevas declaraciones testimoniales para intentar aclarar el hecho que conmocionó a la ciudad. La investigación por el atentado acerca las pistas hacia un grupo anarquista con actividades en Argentina y Chile. De intensificarse la hipótesis, la causa debería pasar a la Justicia Federal que tiene ingerencia en delitos que superen los límites provinciales. La cuestión de la jurisdicción sobre la investigación ya generó debate sobre todo luego de que el juez federal Santiago Inchausti le solicitó a Gustavo Herrera –el magistrado que inició la causa durante la feria judicial– la remisión de informes sobre la investigación luego de un planteo de inhibitorio a la competencia interpuesto por la Fiscalía General. La Justicia provincial remitió el informe a Inchausti, el 22 de julio y ahora resta definir quién continuará con las investigaciones. Desde la provincia informaron que el ministro de Gobierno, Diego Larreguy, viajó a Buenos Aires para entrevistarse con su par nacional de Justicia, Julio Alak. Aunque todavía no está definido el día y horario de la reunión –puede ser entre hoy o el lunes– aclararon que se analizarán los violentos hechos ocurridos en Bariloche y en Cipolletti.

Miguel Gambera


Comentarios


Una mochila abandonada creó alarma en Cipolletti