Una peligrosa incursión para Ríver

BUENOS AIRES (DyN) – River tendrá hoy una visita muy riesgosa a Córdoba, donde en el estadio Olímpico enfrentará a un complicado Talleres, a partir de las 20,10, en uno de los cotejos adelantados de la sexta fecha del torneo Clausura.

Los dirigidos por el «Tolo» Gallego llegan a Córdoba con el objetivo de mantener la punta con todas sus figuras, incluyendo al «Burrito» Ortega, que pese a no estar totalmente recuperado de una contractura, será de la partida.

En sus dos partidos anteriores (victorias ante Independiente, por el certamen local y Guaraní de Paraguay, por la Copa Libertadores), los «millonarios» volvieron a mostrar su contundencia, liderados por el excepcional momento que atraviesa Javier Saviola, quien fue figura en ambos encuentros.

Talleres, por su parte, llega bastante golpeado. A la derrota de la semana pasada ante Lanús, se sumó ahora el dóping positivo de Daniel Albornós, quien ya fue suspendido provisionalmente, y la sentencia que le impide jugar, impuesta desde Francia, para el otro armador, Diego Garay, por posesión y utilización de un pasaporte falso durante su paso por el país galo.

De todas formas, en los últimos tiempos Talleres ha demostrado ser un equipo muy poderoso jugando como local y que posee una buena estructura futbolística, por lo que el partido es de pronóstico reservado, o al menos, muy difícil para River.

Además de los cambios «obligados» de Albornós y Garay, el técnico Juan José López deberá realizar dos modificaciones más ya que el lateral Dante Unali está lesionado en su rodilla derecha y el marcador central Julián Maidana prácticamente está descartado por los mismos motivos.

Todo esto ha creado un clima de pesadumbre en el seno del plantel «tallarín» ante el difícil examen que deberá afrontar frente a River, por eso el «Negro» López señaló que «hay un gran dolor» y admitió que el grupo «sintió los golpes porque lo de Albornós sorprende mucho y lo de Garay tampoco lo esperábamos».

¡Vaya semanita!

Los días difíciles de Talleres parecen no tener fin, porque al caso del dóping de Albornós y la suspensión de Garay, se sumó un pedido de quiebra solicitado a la Justicia cordobesa por el empresario Norberto Castaños, quien estuvo a cargo de las divisiones inferiores del club en los últimos años.

Castaños exige a la dirigencia de Talleres que salde una deuda de 1,3 millón de pesos por el vencimiento de trece documentos, cada uno por un valor de 10.000 pesos, que recibió en el año 2000 de parte de la empresa como resarcimiento por interrumpirse el contrato que lo ligaba con el club. (Infosic).


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora