Logo Rio Negro

Una petrolera de California está interesada en el gas de Neuquén

Sobisch recogió la primera promesa de su viaje por el oeste estadounidense.





LA JOLLA, California (Gerardo Bilardo, enviado especial)- Rod Eson, presidente de Venoco INC, una petrolera de discreto tamaño de los Estados Unidos, se perdió un partido entre Los Angeles Lakers y Sacramento King, algo así como un Boca-River del básquetbol californiano. Esto ocurrió hace algún tiempo y las entradas para el clásico terminaron en el cesto de basura porque el empresario debía viajar a Neuquén a buscar negocios.

En la provincia nadie sabía de la existencia de Venoco ni de los viajes de Eson a la lejana Patagonia hasta el sábado a la noche, cuando el presidente de la compañía cenó con el gobernador Sobisch en el Hilton de La Jolla, un lugar del sur californiano donde cuesta hallar autos arruinados y los pordioseros se cuentan con los dedos de una mano.

El gobernador anotó en esa cena la primera promesa de esta gira: Eson le dijo que ya puso el ojo en la Argentina y la lupa sobre Neuquén.

La compañía que preside está interesada en aumentar sus reservas de gas y quiere comprar a Universal Patagonia Oil, una empresa local que tiene en su poder dos áreas de exploración en la cuenca neuquina, le dijo Eson ayer a Sobisch y a sus ministros Alfredo Esteves y Alfredo Pujante y a los subsecretarios Ricardo Rodríguez Alvarez y Marcelo Raimondo.

Pero en medio de una mesa bien servida con platos de langostino, carnes y pescado, todo regado con vino californiano del mejor, Venoco fue invitada por el gobierno neuquino a participar del plan de licitación de áreas marginales. A la empresa le quedan 15 áreas, o bloques como le llaman aquí, para presentarse en licitaciones en lo que resta del año. Y Eson dijo al termino de la cena que la empresa está interesada en desembarcar en Neuquén y explicó que si lo hace será la primera actividad que realiza fuera de los Estados Unidos.

Las negociaciones con esta empresa, la segunda de California con una facturación anual de 500 millones de dólares, continuarán en los próximos días en Los Angeles y en unos 30 días en Neuquén con el desembarco de directivos de Venoco.

La empresa se especializa en explotación de pozos en plataformas marítimas -off shore – y su área es la costa californiana, frente a Los Angeles.

La empresa quiere incrementar sus reservas de hidrocarburos porque es la forma de crecer como compañía y ha tomado la decisión de hacerlo en un momento clave, es decir en medio de la crisis del sector energético que enfrenta California.

Luis María Kreckler, cónsul general de la Argentina en Los Angeles, dijo ayer que el gobernador Sobisch llega aquí con la oferta justa para el momento oportuno. Esta misión, agregó, se produce cuando se están cerrando negocios para atajar la crisis del sector eléctrico.

Es cierto que la misión de la provincia aterriza en un momento clave en la vida y economía de los californianos. Pero en la X Conferencia Anual de Latinoamérica de Energía que comienza hoy aquí, Sobisch, que dispondrá de 30 minutos para hablar del gas y del petróleo de la provincia, competirá con la oferta de países petroleros de alto poder como Venezuela, México y Bolivia. Ellos también tienen un lugar en la selecta tribuna de este encuentro, del que participarán 300 empresarios y especialistas en temas energéticos.

Para calmar la ansiedad y el desafío que significan este encuentro energético, el gobernador y su comitiva de funcionarios se tomaron un respiro y probaron los vinos que se producen en los viñedos de Alejandro Orfila, representante argentino en la Organización de los Estados Americanos (OEA) entre 1975 y 1985.

Orfila agasajó con un exquisito Syrah y otras variedades de tinto de su producción, junto con una entrada de salamines y quesos y una paella al aire libre.

Frente a los campos de Orfila se encuentra una verde pradera propiedad del Estado.

Es increíble, al menos para un argentino, pero esas tierras fiscales fueron compradas en 1920 y no están en venta porque por el lugar cruza un río, del que los californianos toman agua. Y aquí la contaminación no sólo es mala palabra sino que además es severamente penalizada.

Orfila invitó al almuerzo a un grupo de estadounidenses. Traductora mediante, el gobernador intentó explicarles cómo un partido provincial puede sobrevivir en un país con fuerte bipartidismo. Fue un momento curioso, porque mientras Sobisch hablaba de política en español, el selecto auditorio lo escuchaba en inglés. Y daba la impresión de que aun aquí intentaba seducir como si estuviera en una campaña electoral.

La costumbre de fisgonear por Internet la tienen todos

LA JOLLA, California.- La curiosidad que despierta navegar en las páginas pornográficas de Internet no es patrimonio de los empleados públicos de Neuquén. En este país, el más poderoso del planeta, los empleados del Servicio de Recaudación de Impuesto (IRS) pasan la mitad de su tiempo de trabajo visitando sitios de contenido sexual, chateando o haciendo negocios.

Pamela Gardiner es subinspectora del departamento del Tesoro. La funcionaria informó a diarios locales que la oficina a su cargo controló durante varios meses a más de 16.000 empleados y sus respectivas computadoras.

Como aquí son amantes de las estadísticas y de las precisiones, al IRS no se le escapó absolutamente nada y los controles dejaron el siguiente resultado: el organismo monitoreó 16.275 horas de navegación en Internet, pero se encontró con que 8.250 fueron dedicadas a temas ajenos al trabajo.

De acuerdo con el estudio del gobierno, el 23% de los empleados pasaron su tiempo en tertulias cibernéticas, un 20% estuvo dedicado a seguir de cerca sus finanzas, el 7 % realizó compras y una cantidad que no fue precisada se entretuvo durante el horario de trabajo visitando sitios pornográficos.

El resultado de la investigación en las casillas de correo electrónico fue catastrófico para los empleados: de 82.000 mensajes recibidos y enviados, 47% estaba vinculado a temas personales.

Bob Wenzelk, subdirector del IRS, reprochó a los empleados de esta oficina. El funcionario aseguró que este tipo de prácticas durante el horario de trabajo y realizadas con computadoras del gobierno resultan inapropiadas.

El IRS impuso nuevas reglas para el manejo de Internet e instaló en sus oficinas programas que impiden el acceso a sitios con contenidos sexual. Con esta medida piensa detener la distracción de sus empleados.

En Neuquén hace poco tiempo ocurrió algo similar. La dirección provincial de Informática realizó un seguimiento sobre los agentes públicos y sus cuentas en Internet. Al husmear la intimidad del personal encontraron el mismo problema.

La dirección de Informática clausuró entre 500 y 1.000 direcciones que eran frecuentadas por los empleados del Estado con acceso a la red, que no son muchos, pero que ya no pueden seguir a «Gran Hermano» y «El Bar» a través de la red ni recorrer páginas de alto contenido erótico.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Una petrolera de California está interesada en el gas de Neuquén