Una visita a la peluquería de las mascotas

Una pet shop neuquina, con una trayectoria de 30 años dedicada a embellecer a nuestros perros, nos brindan todos los consejos y cuidados que debemos tener en cuenta.

Cuando integramos un animal a la familia debemos considerar, sobre todo, sus cuidados y atenciones. La peluquería canina no solo es un lugar para embellecer el manto de nuestros amigos perrunos. Muchos de ellos suelen ser bañados por higiene o cortarse el pelo por algún problema sanitario o tratamiento médico.


Miguel Hielpos se dedica a la peluquería canina en Neuquén desde hace más de 30 años y brinda además el servicio de retirarlos desde la puerta de casa y entregarlos nuevamente, una vez terminado el baño. Todo un emprendimiento familiar al servicio de nuestros compañeros perrunos, con su compañera Adriana, su hija Florencia y la colaboración de Marcelo, Lino y Martín realizan un verdadero trabajo en equipo.
“Los perros de pelaje largo son nuestra mayor clientela por su mantenimiento -aparte de su baño higiénico- lleva un trabajo especial de cepillado que el 80% de los casos no se dejan realizar en sus casas por su familia”, cuenta Miguel a RÍO NEGRO.


“Convivir con animales pueden resultar fastidioso a causa del olor y la caída de pelo y los perros se ven afectados por los grandes cambios de temperatura expuestos como la calefacción, aire acondicionado e intemperie, factores que incrementan notablemente en el manto de los animales”, explica Hielpos.
Generalmente la atención que se brinda incluye un baño, que puede tener un corte de pelo según la demanda, enjuague sanitario para el control de parásitos externos, corte de uñas, vaciado de las glándulas perianales, depilación de oídos y limpieza de orejas. “El cepillado final se termina con colonia a base de alcohol de cereal inocua para ellos, con aroma rico muy duradero”, dice el experto.

Convivir con animales pueden resultar fastidioso a causa del olor y la caída de pelo y los perros se ven afectados por los grandes cambios de temperatura expuestos como la calefacción, aire acondicionado e intemperie, factores que incrementan notablemente en el manto de los animales”.

Miguel Hielpos, dueño de una pet shop de Neuquén.


Hielpos aconseja cepillar el manto de nuestras mascotas al menos dos veces por semana, para mantener saludable en buen estado sanitario. Si decidimos bañarlo en casa, Hielpos aconseja usar productos que sean específicos para mascotas o que este recomendado por el veterinario, ya que de no ser así podemos generarle un problema en la piel. No recomienda bañar más de una vez por semana, salvo aquellos con prescripción veterinaria.
“También es importante que, si le colocamos ropa de abrigo, cepillar el pelaje cuando se la quitamos, para que el pelo no quede enredado, así no sufrirá en su próximo baño”, explica Hielpos.

Para tener en cuenta

A la peluquería concurren perros de pelo largo, como de pelo corto.

Las uñas son difíciles de cortar, sin la experiencia y la herramienta adecuada, ya que contienen una matriz con una terminación nerviosa que si se toca genera dolor y sangra.

Un baño ronda desde $ 600 los más chiquitos, $1.500 perros medianos y $ 2.000 los más grandes.


Temas

Mascotas

Comentarios


Una visita a la peluquería de las mascotas