Mandaron una nota para suspender las clases presenciales en Bariloche

"Quedó demostrado que, al limitar la circulación de gente y la presencialidad, bajaron los casos. Hoy está amesetado", planteó Sandra Schieroni, de Unter.

"No es que la Unter no quiera la presencialidad", manifestó la secretaria general de la Unter. Foto: Marcelo Martínez

"No es que la Unter no quiera la presencialidad", manifestó la secretaria general de la Unter. Foto: Marcelo Martínez

No es que la Unter no quiera la presencialidad. O que los trabajadores no quieran. Por el contrario”. La secretaria general de Unter Río Negro, Sandra Schieroni, anunció que desde el gremio docente enviaron una nota pidiendo la suspensión de las clases presenciales específicamente en Bariloche, donde retornaron esta semana, y que se mantenga “en los lugares de alto riesgo epidemiológico”.

En el programa "Vos A Diario" (RN RADIO 89.3), la dirigente gremial recordó que, durante el 2020, trabajaron para elaborar un protocolo que garantice “los cuidados, siempre prensando en la presencialidad”.

“Entendemos la importancia de la presencialidad pero la suspensión debía ser, tal como lo dice protocolo, acorde a la situación epidemiológica de cada lugar”, señaló. Y agregó: “En aquellos lugares con algo riesgo epidemiológico donde hay mucho contagio diario, circulación del virus y donde está saturado el sistema de salud, una de las medidas que debe tomar el gobierno es la suspensión de la presencialidad hasta que estén dadas las condiciones y, siempre garantizando la continuidad pedagógica a nuestros estudiantes desde el trabajo a distancia”.

En este sentido, mencionó a los Departamentos de Roca, Avellaneda y Bariloche.

Por otro lado, ayer la ministra de Educación de Río Negro, Mercedes Jara Tracchia, anunció que los docentes rionegrinos que no cumplieron con la presencialidad en las escuelas entre el 19 y el 21 de mayo, no tendrían descuentos en los salarios ya que las medidas de Unter se realizaron cuando los haberes de mayo ya estaban liquidados. Al respecto, Schieroni acotó: “Después del feriado de mayo, hicimos una presentación ante la Secretaría de Trabajo y ante el Consejo Provincial de Educación y hemos articulado a nivel nacional con Ctera para evitar el descuento porque los días fueron trabajados desde la no presencialidad. Esa normativa no tenía lógica de ningún punto de vista”.

Además, consideró que el descuento tampoco podía efectivizarse con “el antecedente de la Ciudad de Buenos Aires, donde hubo una presentación en la justica por los descuentos que (Horacio Rodríguez) Larreta efectuó a los trabajadores de la educación y ahora la justicia ordena que se devuelvan”. Dijo que es "un antecedente más que importante porque la medida tuvo que ver con la situación epidemiológica”.

Finalmente, Schieroni recordó que un estudio del Conicet “demuestra que restringir la presencialidad restringe la circulación de gente y del virus. Eso es lo que, desde Unter, hemos manifestado al Ministerio de Educación”. “Estamos preocupados por la situación epidemiológica de algunos lugares de la provincia y entendemos la necesidad urgente de tomar medidas para poner en resguardo la salud de la población en su conjunto”, sostuvo.

Por último, la dirigente planteó: “Quedó demostrado que, al limitar la circulación de gente y la presencialidad, bajaron los casos. Hoy está amesetado. Está probado que las medidas tomadas son las correctas”.


La nota completa



SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Mandaron una nota para suspender las clases presenciales en Bariloche