Uría rechaza las denuncias de los hospitalarios

La ministra de Salud negó una posible evacuación del sector de terapia en el hospital de Bariloche” y, en el caso de la demora en la provisión de remedios oncológicos, indicó que se trata de casos puntuales que se han ido resolviendo. Dijo que el trasfondo es el reclamo de incremento salarial que vienen llevando los trabajadores.



La ministra de Salud de Río Negro, Cristina Uría, minimizó este viernes las denuncias realizadas por los trabajadores de los hospitales de Bariloche y Viedma. Asimismo, aseguró que el trasfondo de los planteos es el pedido de incremento salarial que se vienen planteando desde hace un tiempo.

 

Tal como informó Río Negro (Vea: Casi evacuan Terapia del hospital de Bariloche), los trabajadores hospitalarios nucleadas en ATE aseguraron que el área de terapia intensiva del hospital de Bariloche estuvo a punto de ser evacuada debido a la falta de insumos que dificultó la atención de los pacientes. Asimismo, los trabajadores del nosocomio de Viedma denunciaron suspensiones en la atención a más de 30 pacientes oncológicos (Vea: Frenan tratamientos oncológicos por falta de drogas).

 

En el marco de un visita realizada hoy a la ciudad de General Roca, Uría diálogo con “Río Negro” y rechazó enérgicamente, según sus propias palabras, que la terapia intensiva de Bariloche haya estado al borde de ser evacuada. En tal sentido, aseguró que se trató de un caso puntual de un paciente que tenía obra social y podía ser derivado a una institución privada.

 

La ministra indicó que se trató de un procedimiento consensuado con los jefes del servicio y autoridades del hospital Ramón Carrillo. Al respecto, señaló que uno de los principales déficit del centro de atención es la escasez de camas y que por eso se derivan pacientes cuando cuentan con obra social y es posible hacerlo. “Evacuar es un término demasiado fuerte que genera pánico en la comunidad”, sentenció.

 

En relación a la provisión de medicamentos oncológicos, repitió el argumento gubernamental que indica que el circuito de entrega se resquebrajó  frente a la suspensión de la droguería Gavazza como proveedor de la provincia. Dijo que se notó dificultad en el volumen general pero los casos puntuales se han ido resolviendo.

 

Para la ministra, “resulta llamativo” que las denuncias provengan sólo del hospital Zatti de Viedma y no de otros centros de Salud que reciben un mayor número se pacientes oncológicos. Aseguró que los datos denunciados no se corresponden con los que maneja el ministerio a su cargo.

 

Finalmente, remarcó que  el reclamo de los gremios es netamente salarial y que por eso utilizan estos elementos que general preocupación en la comunidad. A pesar de que el reclamo de los trabajadores lleva ya un largo tiempo, el gobierno provincial no ha dado hasta el momento una respuesta favorable al mismo.

 

 

La ministra se encontraba en Roca en el marco de una reunión del Consejo Local de Salud.

 

 


Comentarios


Uría rechaza las denuncias de los hospitalarios