Venezuela se enfrenta a un creciente aislamiento internacional

El Vexit, como se comenzó a llamarlo, es el primero en la historia del organismo (Cuba fue expulsada en 1962). Y se suma a la suspensión en el Mercosur.



#

La canciller Delcy Rodríguez cuestionó el “intervencionismo” e “injerencismo” del organismo. (Foto: AP )

El gobierno de Venezuela enfrenta una creciente presión internacional y su anunciado retiro de la Organización de estados Americanos (OEA) podría implicarle un mayor aislamiento, en momentos en que debe lidiar con una ola de protestas por la crisis política y económica, que ha dejado unos 30 muertos.

En un hecho inédito en la OEA, Venezuela se aparta voluntariamente –Cuba fue expulsada en 1962-, alegando “intervencionismo e injerencismo” de un grupo de países, a través del organismo y encabezados por Estados Unidos, para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

“Hoy es un día de victoria para Venezuela. Hoy amanecimos más libres, más independientes”, declaró en rueda de prensa la canciller Delcy Rodríguez.

Rodríguez anunció esa decisión “histórica” poco después de que la OEA, con el voto de 19 países, convocara a una reunión de cancilleres para evaluar la grave crisis venezolana.

“El entreguismo de algunos países de nuestra región lo pagarán caro”, manifestó la canciller, al llamarlos una “comparsa de Judas que pretenden la intervención”. El proceso de retiro, que tarda 24 meses, iniciará cuando Venezuela presente hoy una carta de denuncia contra la OEA al secretario general, Luis Almagro.

La relación entre la OEA y Venezuela en los últimos 15 años ha sido tensa, y más aún con la llegada a la secretaría general del uruguayo Luis Almagro, que no duda en tachar a Maduro de “dictador” y promover que se aplique a su gobierno la Carta Democrática, un instrumento que prevé sanciones en caso de ruptura del “orden democrático”.

El Vexit, como ya lo llaman algunos, estaba a la vuelta de la esquina. “El gobierno venezolano levanta un nuevo escudo para, en nombre del principio de no intervención, evitar el escrutinio internacional incluso en materias supranacionales como los derechos humanos”, dijo la internacionalista Elsa Cardozo y recordó la suspensión de ese país del Mercosur.

Rodríguez aseguró que a partir de este momento Venezuela no participará de ningún evento de la OEA. Pero en los dos años que dura el proceso, Venezuela “sigue siendo un sujeto con obligaciones hacia la OEA y pasible de sanciones”, explicó el boliviano Jaime Aparicio, expresidente del Comité Jurídico Interamericano de la OEA. En busca de solidaridad Venezuela pidió a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) una reunión para el 2 de mayo, donde, según Rodríguez, Venezuela combatirá el “bullying diplomático” . Pero Cardozo considera que “no creo que sea tan fácil, en la Celac están los mismos ‘cipayos genuflexos’ salvo EE.UU. y Canadá”, subrayó . De los 33 integrantes de la Celac, 17 respaldaron la resolución de la OEA.

Un duro ataque a

Susana Malcorra

La canciller venezolana provechó la conferencia de prensa para realizar un duro ataque a su colega argentina, Susana Malcorra, quien llevó la voz cantante en el Consejo de la OEA que definió la cumbre de cancilleres para tratar la crisis venezolana. Rodríguez aseguró que, el año pasado, Malcorra le propuso “una negociación” para que su país “llevara el tema de Venezuela” y “cortarle la cabeza a Almagro”. “Nosotros le dijimos que no”, aseguró la canciller chavista.


Temas

Venezuela

Comentarios


Venezuela se enfrenta a un creciente aislamiento internacional