"Vi cuando la camioneta se cruzó de carril"

Los testigos complicaron al ex sindicalista Daniel Parón, juzgado por la muerte de ocho personas en un accidente

#

Daniel Parón insistió en que el accidente no fue por su culpa. Reconoció que habían tomado algunas cervezas.

ROCA (AR).- El ex delegado local de la UOCRA, Daniel Parón, comenzó a ser juzgado ayer por uno de los accidentes de tránsito más graves de los que se recuerden en la región. Parón está acusado del delito de "homicidio culposo con pluralidad de víctimas", tras haber protagonizado el 16 de setiembre pasado, un accidente en el que perdieron la vida ocho personas que viajaban en otro auto que circulaba en sentido contrario.

Al momento del accidente, Parón se encontraba purgando una condena en la alcaidía roquense, aunque gozaba del beneficio de salidas transitorias. De todos modos, conducía su camioneta Ford F-250 "sin carnet, sin seguro y alcoholizado", según la acusación.

Incluso, cuando fue llevado al hospital por los múltiples golpes recibidos, preguntó si había personas muertas tras el accidente, y que si era así, "mátenme porque soy un hijo de puta". Pero luego, comenzó a lanzar piropos a la médica y a las enfermeras.

Ayer, Parón declaró en el inicio del debate. "No recuerdo cómo pasó. El señor que colisionó conmigo también venía de un asado, había tomado, y nadie investiga eso. ¿Qué pruebas hay de que yo invadí el carril contrario?... los vehículos los movieron después del accidente", señaló.

Sin embargo, las pruebas en contra de Parón son contundentes: desde un testigo directo del accidente, hasta el resultado del examen de alcoholemia, además de un hombre que había estado bebiendo en Cervantes con él antes de la tragedia.

Mauricio González circulaba aquel día trágico detrás de Parón por la Ruta 22. "En la segunda curva de Cervantes veo a una camioneta que hace un movimiento brusco. Luego pisa la banquina, se va a la mano contraria pasando la línea del medio de la ruta y casi choca con un camión de frente", señaló ayer.

El testigo recordó que "le dije a mi mujer que llamara a la caminera y empecé a frenar. Sin embargo, no alcanzó a llamar. En ese momento veo que la camioneta se cruza de carril y se produce el accidente", dijo con contundencia.

Luego declaró que "no vi que las luces del auto se cruzaran de carril", desestimando de esta forma que el Volkswagen Senda con ocho ocupantes haya sido el que provocó el accidente. Finalmente consideró que la camioneta circulaba "entre 90 y 110 kilómetros por hora".

Otro testigo fue el pastor Luis Agüero, quien circulaba en sentido Roca-Cervantes por la Ruta 22, y se cruzó con la camioneta que conducía Parón unos minutos antes de ocurrir la tragedia.

"Vi una camioneta que venía haciendo zig zag. Me corrí a la derecha, bajé dos ruedas a la banquina y le puse las luces altas. Ahí se volvió a su carril. Pensé que estaba dormido o ebrio", dijo Agüero. Recordó que la camioneta había invadido el carril contrario "unos 60 centímetros".

En tercer término declaró Raúl San Martín, quien había estado bebiendo con el imputado. San Martín dijo que Parón lo llevó tres o cuatro cuadras, y que a pesar de que manejó bien en ese trayecto, "estaba bastante borracho".

El accidente ocurrió a las 20.25 del 16 de setiembre pasado. Parón circulaba con su Ford F-250 por Ruta 22 desde Cervantes a Roca.

En sentido contrario lo hacía un Volkswagen Senda, con una familia que regresaba desde Chacra Monte a Regina.

El impacto fue tan violento -de hecho en el lugar no quedaron marcas de frenadas- que los ocho ocupantes del Senda fallecieron.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Juan Repucci, 50 años y conductor del auto; Marianella Farías, 22; Rodolfo Repucci, 30; Marcia Peña, 27; Celeste Repucci, 3; Brian Peña, 6; Rodrigo Peña, 3 y Juan Repucci de sólo 15 días de vida.

Hoy será el turno de los alegatos.


Comentarios


«Vi cuando la camioneta se cruzó de carril»