Vía libre para hacer huertas en las plazas de Bariloche

Una propuesta de los concejales del oficialismo está a punto de aprobarse. La idea es que las plantas aromáticas y medicinales estén a la mano de todos.




Concejales del oficialismo impulsan una ordenanza que habilitará el cultivo de plantas aromáticas, medicinales y árboles frutales en espacios públicos, con el fin de difundir la alimentación sana y permitir que los vecinos colaboren en el cuidado de las huertas y “tomen lo que necesiten”.

La concejal Cristina Painefil, una de las autoras del proyecto, dijo que además de rescatar saberes “que se empezaron a perder” con la vida urbana, la idea apunta a brindar alternativas ante el alto costo de los alimentos.

“Vivimos un momento en el que comprar un atadito de perejil te cuesta 30 pesos. Lo mismo pasa con la albahaca o el orégano”, observó.

Para ahorrar

$ 30
puede llegar a costar un atado de perejil, cuyo cultivo es muy sencillo, en verdulerías y supermercados.

El proyecto permitiría destinar lugares previamente delimitados en plazas o parques del municipio para el cultivo de especias, frutas y hierbas empleadas en medicina natural.

El plan consistiría en colocar las plantas en maceteros para evitar que sean afectadas por los animales y agregar enrejados para las trepadoras.

Los lugares aptos para desarrollar el programa serían definidos por la dirección municipal de Parques y Jardines.

Painefil dijo que decidieron no incluir verduras y hortalizas porque requieren mayor cuidado y sería necesario colocar personal permanente.

Con las aromáticas es distinto, señaló, porque “muchas de ellas suelen crecer casi de modo silvestre” y bastaría con el compromiso de regarlas por parte de alguno de los beneficiarios.

Todo indica que la ordenanza será aprobada sin problemas en el Concejo porque la firmaron como autores los siete miembros del bloque oficialista.

La concejal consultada dijo que “se trata de un proyecto que no requiere gran presupuesto” y que los cultivos comunitarios en plazas públicas son una práctica habitual en otros lugares del mundo. Habló por ejemplo de “una ley reciente en Francia” que promueve esa modalidad.

En los fundamentos de la iniciativa se destaca que -además de su valor alimenticio- las plantas aromáticas “repelen plagas” y son beneficiosas para las abejas.

Subraya asimismo que la difusión de las huertas públicas contribuirá a asegurar la “soberanía alimentaria”, con un instrumento para que la sociedad decida por sí misma “la disponibilidad gratuita de aquellos productos que hoy son de difícil acceso, siguiendo criterios de desarrollo sostenible”.

La cosecha de las plantas y frutas será compartida en forma equitativa por los vecinos cercanos al espacio, quienes accederán en forma “gratuita”.

Está previsto también que se organicen desde las juntas vecinales, centros comunitarios y centros de abuelos. Para iniciar las huertas la ordenanza prevé la creación de un “banco de semillas” en el Vivero Municipal.

Recursos para la horticultura familiar

El Vivero Municipal reciclará una estructura abandonada para convertirla en un invernáculo, que utilizará para producir plantines y abastecer huertas familiares.

El programa se propone difundir las técnicas y experiencias de siembra en emprendimientos de baja escala y capacitar también en la construcción de invernaderos para la producción de hortalizas para el autoconsumo.

El gobierno provincial se sumó al proyecto y aportó días atrás un rollo de polietileno de 200 micrones, que era el insumo faltante para completar la instalación en el vivero, donde se producirán los plantines.

El director de Agricultura de la provincia, Raúl Fernández, dijo que ese material “permitirá cerrar la estructura que estaba abandonada para comenzar a producir”.

Aseguró que desde el área a su cargo se comprometieron además a “atender las necesidades que surjan de este proyecto, que llevan adelante el INTA y el municipio”.

En Bariloche ya existen invernáculos para la producción hortícola en el Penal 3 y en Centro de Atención y Articulación Territorial N°1.

“Buscamos que la gente, con los recursos que podamos aportar las instituciones, pongan en marcha sus invernáculos para producir bajo cubierta en una zona de clima hostil como ésta” dijo Lautaro Bertorello, uno de los técnicos del ministerio de Producción de la provincia.


Comentarios


Vía libre para hacer huertas en las plazas de Bariloche