Violencia religiosa azota Nigeria





ABUYA.- Una ola de choques y represalias entre musulmanes y cristianos elevó ayer a al menos 50 los muertos y cerca de 100 los heridos en el norte de Nigeria, después de que tres atentados suicidas contra iglesias en Zaria y Kaduna provocaran al menos 36 decesos ayer. No se dispone de un detalle sobre muertos cada día porque las autoridades prefieren evitar una sucesión de venganzas que atribuyan los muertos de cada día a una de las dos religiones. Durante los sangrientos enfrentamientos de ayer, partidas de jóvenes cristianos alzaron barricadas en las vías de salida, y atacaron y lincharon a residentes musulmanes en las mismas localidades donde tuvieron lugar los atentados. Los choques se produjeron pese a que el gobierno decretó un toque de queda y ordenó a la población de la zona mantenerse dentro de sus casas. Desde el domingo, el gobierno federal desplegó fuerzas policiales, para colaborar con la policía local y restablecer el orden, informó en su página web el diario de Abuya Daily Trust. La secta Boko Harum, que lucha por la reinstauración en el Norte del país de un califato regido por la Sharía, se adjudicó los atentados de ayer. Nigeria, sexto país del mundo en población, tiene unos 170 millones de habitantes, que se reparten por mitades entre cristianos y musulmanes. Los primeros predominan en el Norte y los segundos en el Sur. El estado donde ocurrieron los hechos, se ubica en una zona fronteriza entre ambos dominios. (Télam)


Comentarios


Violencia religiosa azota Nigeria