Volvieron a suspender vuelos por ceniza

Inquietud en Bariloche. A la tarde, la situación se normalizó





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Durante la mañana de ayer el aeropuerto local volvió a estar cerrado y todos los vuelos programados fueron cancelados. El viento del sur llenó el cielo de cenizas provenientes del volcán Chaitén, en Chile, que continúa humeando (foto). El Servicio sismológico Universitario de Chile monitorea asimismo la actividad detectada en los volcanes Hornopirén, Villarrica y Llaima.

Después del mediodía la situación se normalizó y desde Aeropuertos Argentina 2000 informaron que llegaron tres vuelos de Aerolíneas Argentinas. Esto calmó los exasperados ánimos de los empresarios del turismo cordillerano. En la práctica, la situación en el aeropuerto varía hora a hora y en base a ello se reprograman o suspenden los vuelos desde Buenos Aires.

En la noche del lunes la pluma de cenizas del Chaitén llegó a los 3.000 metros de altura y por los fuertes vientos del sur llegó hasta las inmediaciones del aeropuerto local, lo cual motivó la suspensión de los vuelos matutinos. Los expertos chilenos informaron que este volcán registra unos 50 sismos pequeños por día, pero que su actividad disminuye paulatinamente.

Asimismo monitorean el volcán Hornopirén, situado al norte del Chaitén y 50 kilómetros al sur de Puerto Montt, que también tiene actividad sísmica moderada desde el 23 de mayo. El volcán Tronador continua muerto pero se sigue con preocupación el Puyehue (que tuvo actividad en 1960 y 1979) cercano a Villa La Angostura.

Otros dos volcanes que están en actividad son el Llaima (Ver nota central) y Villarrica, a la altura de Valdivia. En el Villarrica se puede observar el típico resplandor incandescente en el cráter.

La mayoría de estas observaciones se realizan mediante imágenes satelitales de la NASA, tomadas por los satélites Terra y Aqua, impulsados al espacio en 1999 y 2002. Ambos tienen sensores «Modis», que detectan la luz visible (que el ojo humano puede ver) como la radiación térmica infrarroja, emitida por zonas calientes (invisible para el ojo humano).

Las alertas Modis permiten a los volcanólogos de todo el mundo contemplar erupciones terrestres, localizar y cuantificar los fenómenos incandescentes con gran precisión y obtener datos sobre volcanes que no cuentan con monitoreo visual.

Chile dispone para el control de los volcanes de varias estaciones sismológicas y numerosas cámaras web que monitorean en tiempo real los alrededores de los principales aeropuertos. Pueden verse en www.aipchile.cl


Comentarios


Seguí Leyendo

Volvieron a suspender vuelos por ceniza