Cuando parece que lo viste todo en Puerto Madryn, aparece este delfín…

En la costa de Chubut se fueron las ballenas pero permanecen los delfines. Y regalan imágenes tan impactantes como la que registró Maxi Jonas durante la salida embarcada de un grupo de turistas para observarlos en su hábitat natural. Mirá...

El extraordinario espectáculo natural que ofrecen los delfines a los turistas que se acercan a observarlos en su hábitat. Foto: Maxi Jonas.

La magia de la Patagonia no tiene límites. Y sino mirá este maravilloso momento en Puerto Madryn, cuando los turistas embarcados en un gomón para observar a los delfines en su hábitat quedaron deslumbrados por el espectáculo. Se llevaron de recuerdo esas acrobacias, esas piruetas. Ahí estaba Maxi Jonas con su cámara para registrar ese momento único: el salto de un delfín que parece sonreir. «Hizo una secuencia de siete saltos. Y en uno le dio la luz perfecta y parecía que miraba a la cámara. Me encantó», le contó a Voy.

Esta nueva foto, esta nueva escena inolvidable, la registró 10 días después de la imagen que tomó en la que un delfín parece volar cerca del gomón. ¿Cómo la obtuvo? Esto le respondió a Voy: «Venía tratando de fotografiar un buen salto, hay grupos grandes de más de 200 animales, pero son muy muy rápidos y no es sencillo hacer la foto, que esté en foco, la lancha se mueve un poquito mientras navega y con lentes largos se pone difícil», dijo.

Impresionante: el salto de un delfín oscuro a metros de un gomón en Puerto Madryn. Foto: Maxi Jonas.

Y agregó: «Seguí un ratito esa lancha que venía navegando al lado de un grupo grande de delfines y bueno, un poco de paciencia y suerte y se alineó todo para que quede ese tremendo salto retratado».


Los delfines, las estrellas del golfo entre diciembre y abril


Entre diciembre y abril, numerosas embarcaciones zarpan desde el puerto de la ciudad de Puerto Madryn en busca de los delfines oscuros en su hábitat natural.

Los delfines van en grupos y se acercan a las embarcaciones. A bordo, los pasajeros disfrutan de un espectáculo natural inolvidable.


¿Cuánto cuesta la excursión?


La excursión dura 3 horas en total, contando el pre embarque media hora antes y las salidas son desde las 8 de la mañana.

Otra de las espectaculares escenas que regalaron los delfines. Foto: Maxi Jonas.

En las salidas se tiene en cuenta el clima y los vientos, con la idea de generar una experiencia placentera para los navegantes.

¿Cuánto cuesta? 20.000 pesos para mayores y 10.000 para menores (Menores de 4 a 12 años).

El delfín oscuro es uno de los pequeños cetáceos más abundantes en el Mar Argentino especialmente en la Patagonia. Son animales gregarios y altamente sociales.


De la ballena al delfín


No es la primera vez que Maxi mete un golazo de media cancha en el Golfo Nuevo. Sin ir más lejos, el 31 de agosto del 2021 filmó un video que dio la vuelta al mundo cuando una ballena le dio un suave empujón a la tabla con la que Analía supeaba frente a la costa de Chubut, a unos 200 metros de la orilla.

Fue tan hermosa la escena, que el inolvidable video tardó minutos en volverse viral. Y hasta lo compartió con sus 16 millones de seguidores en Instagram Tyrese Gilson, actor, rapero y estrella de Rápido y Furioso . «Majestuosa belleza, gracias Jesús, creador del mundo»., escribió.

Analía, la tabla de SUP y las ballenas que se acercaron para jugar. Foto: Maxi Jonas.

Ahora, ese video lleva entre todas las plataformas más de 40 millones de reproducciones.

«Creo que hice el mejor video de ballenas de mi vida», dijo Maxi aquel martes al publicar las imágenes, una toma aérea de 54 segundos en la que se ve cómo las ballenas juegan con la tabla de SUP en la que remaba Analía.

“Era una mañana increíble, sin viento, con muchos animales”, relató. Y contó que en los años que lleva haciendo fotos de la fauna local nunca vio situaciones de peligro para las personas, destacó el «comportamiento amigable de las ballenas» y afirmó que una ley de la provincia de Chubut prohíbe el contacto con los animales.

«Pero en este caso fue la ballena la que se acercó a la tabla para jugar como si fuera una mascota”, dijo.

“La gente no se acerca a las ballenas –detalló- sino que las ballenas se acercan a curiosear, aunque nunca me imaginé que fuera a tocar la tabla de esta mujer que después se contactó conmigo por las redes sociales”. “Justo era su cumpleaños y era la segunda vez que se subía a una tabla”, relató el fotógrafo. 


"No senti miedo, sentí que quería jugar!


¿Y como vivió Analía aquel mágico día? Aquel martes El martes Analía Giorgetti cumplía 44 años. Abogada y docente, dejó a los chicos en la escuela y se fue a disfrutar del mar con su amiga Luciana como tantas otras veces en Puerto Madryn, la ciudad que convive seis meses con las ballenas. 

Ese domingo, con las playas del golfo repletas de gente en Chubut, se había animado a subirse a una tabla de Stand Up Paddle (SUP) por primera vez y remó parada en el Atlántico. Dos días más tarde repitió la experiencia. Aún no puede creer lo que sucedió después. Y que entre miles de reacciones en las redes tras la viralización de las fotos y el video de Maxi Jonas, provocaría el asombro de Manu Ginóbili: «¡Maravilloso!», comentó.

«Llegamos a las 9.30 y era un día hermoso, sin nada de viento. El mar cristalino como pocas veces. Windguru le acertó en todo. Nos metimos en las tablas con Luciana. Enseguida vimos que venían hacia nosotras dos ballenas, las teníamos ahí nomás, como si ellas nos avistaran a nosotras. Estábamos a unos 200 metros de la costa», comienza el relato Analía.

«Pasaban por abajo, iba y volvían. Estaban curiosas, no sentí miedo, sentí que querían jugar. Levantamos el remo y nos quedamos quietas. Fue un momento difícil de describir, inexplicable. Y fue tan lindo sentir la curiosidad de ellas… Incluso cuando rozó la tabla lo hizo con un cuidado majestuoso. Si me quería volar, salía por el aire, pero fue impresionante el control sobre su cuerpo», continúa.

«Por algunos comentarios que leí, me gustaría aclarar que fueron ellas las que nos buscaron. En Madryn vivimos seis meses con las ballenas en el golfo y mucha gente hace deportes náuticos, es casi inevitable que haya estos encuentros. Tengo la impresión de que ocurren muchas veces, pero el martes fue especial por el día sin viento, lo cristalino del agua… y el drone de Maxi para registrarlo. Por las dudas: no las buscamos, vinieron ellas, fue algo fortuito. Nosotras siempre vamos un rato con el mate a tener contacto con la naturaleza, a despejarnos, a charlar, es parte de nuestra hermosa rutina», agregó.

«De hecho el domingo, en mi primera vez sobre una tabla de SUP, había muchísima gente y muchas ballenas, es algo frecuente acá. Ayer, martes, la diferencia fue el día, la claridad del agua y que estaba el drone de genio de Maxi Jonas…», «¿Hasta cuándo nos quedamos con ellas? Hasta las 11.30, teníamos que ir a buscar a los chicos al colegio…», comenta.

«A la noche entraron a llegar los mensajes cuando Maxi publicó las fotos y el video. Cuando vi las imágenes, tomé conciencia de lo maravilloso que había sido», dice al despedirse.

Más información: madryn.travel


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora